A la copa tras el tiroteo.

Jornada clave para los hombres de negro, que necesitaban, no solo ganar el partido para ir a la copa, si no esperar la derrota de Andorra o Unicaja. Un partido clave en el que, tanto jugadores como aficionados salieron enchufados desde el minuto uno.

Enfrente el anfitrión de la copa y por tanto ya clasificado pese a su mala clasificación actual, pero que cuenta con una plantilla completa y con muchos centímetros en la pintura, algo de lo que los locales no andan muy sobrados tras la lesión de Begic, para el que ya se busca sustituto.

Ante la falta de centímetros en la zona, con solo Bogris como pívot puro, Sito Alonso planteo un partido que bien podría haber sido un tiroteo. Y el Obradoiro acepto el reto.

Entre Mumbrú y Hannah bombardeaban el aro visitante desde la línea de tres, respondidos durante el primer cuarto por un acertado McGrath.

A pesar de contar con varios jugadores por encima de los siete pies, el equipo gallego no era capaz de poner el balón en la pintura y se limitaba a moverse por fuera buscando el triple. Tampoco Wazczynski aparecería hasta la segunda parte.

Corto de banquillo como está el Bilbao Basket, Sito encontró en Borja Mendía una solución en el juego interior, toda vez que Alex Suarez volvió a defraudar (Y van…)

Intento Moncho Fernandez juntar a sus torres pero los balones interiores seguían sin llegar y los hombres de negro, todavía a golpe de triple, rompieron el partido para irse al descanso 53-35.

Reflexión temprana de la semana para managers y directivos: Echando una ojeada, veo que los jugadores del Obra llevan todos 1 o 2 años en el equipo y que no queda nadie de hace 3 años. Que tiempos aquellos en los que ciertos apellidos eran claramente vinculantes a una ciudad y a un equipo y los aficionados sabían a quién animaban.

La ventaja en la reanudación llego hasta los 23 puntos, apoyados en los buenos minutos de Borg y Rouff, y a partir de ahí los hombres de negro trataron de gestionar la diferencia.

Casi se llega al susto en los últimos minutos (No hay partido tranquilo en el Miribilla) pero finalmente el Bilbao Basket se llevó el partido y de paso un billete para la copa tras las derrotas de Andorra y Unicaja.

Los 17 triples anotados por los hombres de negro (Record de la franquicia), son una buena muestra de lo ocurrido en la matinal del domingo. Un tiroteo a lo OK corral en el Bilbao Arena.

MVP para el capitán Mumbrú, líder y máximo anotador de los hombres de negro. (24 puntos y 30 de valoración)
88.- Dominion Bilbao Basket (27+26+16+19): Hannah (18), Bertans (9), Mumbrú (24), Alex Suárez y Hervelle (5) -cinco inicial-; Raúl López (3), Ruoff (8), Borg (12), Bogris (4) y Mendia (5).

83.- Río Natura Monbus (23+12+21+27): McGrath (20), Bendzius (13), Waczynski (19), Triguero (2) y Caloiaro (7) -cinco inicial-; Haws (3), Brown (3), Pustovyi (7), Yusta (7), Cárdenas y Pozas (2).

El ritmo loco del Estudiantes no es apto para los MIB.

El ritmo de juego lo es todo en el baloncesto actual. Rebotes, acierto de tiro y defensas alternativas pueden ser valiosos argumentos para ganar o perder un partido pero en última instancia es el equipo que lleva el ritmo del partido es quien se lleva el gato al agua.

Este sábado, contra todo pronóstico, fue el estudiantes quien llevo el ritmo del partido, un ritmo loco que los hombres de negro no pudieron contrarrestar a pesar de su experiencia.

Sin embargo, no fue así los 40 minutos. El comienzo del partido no hacía presagiar la segunda victoria de la temporada de los colegiales. El Bilbao Basket dominaba el juego interior en ambas zonas y gozaba de abundantes segundas oportunidades.

De la mano de Alex Suarez y sus tres triples, los hombres de negro cerraban un parcial inicial de 12-4 y obligaban a Ocampo a pasar al “Small ball”, con Juancho Hernangomez de cuatro.

Durante esos minutos era el Bilbao Basket quien llevaba el ritmo del partido, siguiendo con disciplina militar los esquemas de Sito Alonso mientras que los colegiales se mostraban erráticos y nerviosos, fruto de su delicada situación clasificatoria.

Este Estudiantes sufre demasiado con cada canasta recibida y depende de las rachas ofensivas para coger moral y venirse arriba. Por momentos Ocampo veía como la siguiente derrota estaba al caer.

Sin embargo y pese a jugar solo a rachas, el talento de sus jóvenes estrella, Jaime Fernández y Juancho, les mantenía en el partido. El pequeño de los Hernangomez no se arruga a la hora de encarar el aro con valentía, se ponga en medio quien se ponga.

Pese a ir siempre por delante, los locales no conseguían romper el partido huérfanos como estaban de su capitán Mumbru bien defendido como estuvo por Tony Mitchell, reciente fichaje estudiantil que le da al equipo colegial un plus físico y una disciplina defensiva de la que hasta ahora había carecido.

De esa forma y pese a la sensación de dominio local, el resultado al descanso era tan solo de 42 a 40 con Hannah y Suarez como mejores jugadores locales y Juancho, Jaime y Mitchell por los visitantes.

En el tercer cuarto, el Bilbao Basket estuvo cerca de romper el partido. Con Hervelle plenamente recuperado, los hombres de negro dominaban el juego interior. El belga, Bogris y Begic pasaban literalmente por encima de Rey y Bircevic.

Pero los locales no fueron capaces de romper el partido y tras una racha de acierto de los colegiales de la mano de Jaime Fernández y una defensa zonal consiguieron ponerse por primera vez por delante en el marcador. 68-69.
Hannah no conseguía mover a sus compañeros contra la zona mientras que por los visitantes se activaba el peligroso Darío Brizuela, hasta entonces desaparecido. Entre la mambo y Jaime pasaron a dominar el ritmo del partido. Lo hicieron suyo y ya no lo soltarían más hasta el final del partido.

Los locales lo intentaron con todo, con dos bases en pista y con Bertans dirigiendo el ataque pero los jóvenes cachorros aguantaron el órdago.

Reflexión de la semana. Brizuela me recuerda mucho a un joven Juan Carlos Navarro con el que comparte bondades y defectos. Lleva los puntos en la sangre pero condiciona mucho el juego de sus compañeros con su selección de tiro.

Un triple suyo desde 8 metros sentenció el partido cuando los hombres de negro y la difícil pista de Miribilla más apretaban.

Segunda victoria colegial, 85 – 91 para romper una larga racha de derrotas y MVP para los jóvenes Brizuela y Jaime Fernández que rompieron con su talento ofensivo la siempre dura defensa de los bilbaínos.

85 – Dominion Bilbao Basket (19+23+24+19): Hannah (11), Bertans (10), Mumbrú (15), Alex Suárez (9) y Bogris (2) -cinco inicial-; Raúl López (4), Ruoff (7), Todorovic (3), Hervelle (15) y Begic (9).

91 – Movistar Estudiantes (16+24+18+33): Salgado (6), Tony Mitchell (9), Juancho Hernangómez (11), Martín (8) y Rey (6) -cinco inicial-; Jaime Fernández (26), Brizuela (12), Brandon Thomas (4), Bircevic (9) y Vicedo.

Dominion Bilbao Basket – Laboral Kutxa Baskonia

Entre cuatro le hicieron el lio.

Derbi de esos que no decepcionan e invitan a los nuevos a engancharse a estos del baloncesto, con abundante presencia visitante, mucha emoción y final feliz in extremis.

No hubo buen juego. Por momentos las debilidades de cada bloque superaban a las fortalezas y los nervios por la igualdad siempre estuvieron ahí.
Ninguno de los dos equipos supero nunca los 10 de ventaja, si bien es verdad que los visitantes se pasaron medio partido por detrás y jugando con fuego.

Debutaba el-ex baskonista Begic en el Bilbao Basket en sustitución de James que se fue tras el canto de sirena del dinero griego en lo que empieza a ser una costumbre de mal gusto con los equipos ACB de la zona media/baja.

El bloque baskonista, con una rotación mucho más completa que la de los hombres de negro, creaba peligro desde todas las posiciones. Shengelia era el primero en llevar la batuta anotadora de los visitantes ante la floja y por momentos desesperante defensa de un Alex Suarez que no está aprovechando la oportunidad que debería ser para él la baja de Hervelle.

Tras el 18 – 17 del primer cuarto, los argumentos locales se reducían tan solo a la aportación del capitán Mumbru, imparable al poste bajo lo mismo que desde el perímetro (5/5 en triples al descanso). Sin señales de sus compañeros.

Por los visitantes, desaparecido en combate Adams, Mike James creaba mucho peligro y apretaba a un Hannah hasta entonces desaparecido, pero a pesar del bajo rendimiento de los locales, se iban tan solo un punto por debajo al descanso. 37-38.

Reflexión de la semana: ¿De verdad Hanga no tenia sitio las temporadas anteriores?
O ha mejorado mucho por el camino o alguien en Vitoria se lo tiene que hacer mirar. (12 valoración Mejor valoración del Baskonia.)

En la reanudación Sito Alonso decidió reducir las rotaciones y jugársela con solo 7 jugadores (Raül y Bogris desde el banquillo). Jugadores como Suarez o Todorovic no están a la altura de sus compañeros y ayer Rouff tampoco tuvo su mejor día.

Entre los baskonistas sin embargo, Perasovic encontraba mucho más recursos en su fondo de armario, entre los que no parece contar Corbacho. A falta del regreso de Bertans, el increíble tirador no tiene minutos ni peso en el equipo. Una lástima un jugador espectacular como el sentado en el fondo del banquillo con evidentes gestos de desencanto.

Al final del tercer cuarto, ventaja de 5 puntos para los visitantes y sensación de que el partido podía romperse en cualquier momento. (Ojo 42 de 48 de valoración entre Hannah, Bertans y Mumbru).

Bertans aparecía a tiempo para tomar el mando anotador del equipo justo cuando parecía que Mumbru perdía fuelle, en parte por cubrir el puesto de 4 ante la baja de Hervelle.

A Falta de 3 minutos y con empate a 62, Bourousis cometió su quinta falta y solo a partir de entonces se pudo entender la influencia del griego en los esquemas de su equipo. Solo hizo 8 de valoración pero en su ausencia se desataría el tifón que daría la vuelta al dominio visitante del rebote.

Lo tuvo hecho el Baskonía, con dos arriba y tiro libre fallado por Mumbru pero apareció Bogris con decisión para hacerse con un balón suelto y empatar a 69 ante el mosqueó tremendo de Perasovic.

No consiguieron ni Adams ni Hannah romper el empate y el partido se fue a la prorroga cuando peor había estado para los locales.

En los minutos extras, espoleados por su incondicional público y con la aparición de Bogris en ambas zonas, los hombres de negro le dieron la vuelta al partido ante un Baskonia huérfano de un líder que les guiase a la victoria.

Con tan solo 4 jugadores (84 de valoración de 92 total), el Bilbao Basket se llevó un partido de mucho mérito, sabiendo sufrir y esperar al mejor momento para dar el golpe de gracia a un equipo visitante mucho más completo pero falta de coraje en los minutos finales.

MVP hoy imposible de elegir entre el cuarteto local Hannah, Bertans, Mumbru y Bogris, vital este último en la prorroga.

89 – Dominion Bilbao Basket (18+19+15+18+19): Hannah (21), Bertans (21), Mumbrú (21), Alex Suárez (3) y Bogris (17) -cinco inicial-; Raúl López (2), Ruoff, Todorovic (2), Mendia y Begic (2).

83 – Laboral Kutxa Baskonia (17+21+19+13+13): Adams (11), Causeur (3), Hanga (16), Shengelia (8) y Planinic (3) -cinco inicial-; James (15), Blazic (10), Corbacho, Tillie (10) y Bourousis (7).

Altura y kilos para el Bilbao Basket.

Nunca viene bien que un jugador titular abandone el club a mitad de temporada. Esa moda absurda e injusta con los modestos que permite a jugadores importantes de un club pagar cantidades de chiste por su libertad y marcharse a un club poderoso tras haber conseguido buenos números un par de jornadas.
El concepto de equipo trampolín alcanza un punto exagerado cuando ya no se espera ni una temporada antes de dar la patada y bastan dos jornadas para salir corriendo tras un puñado de dólares.
Sin embargo en este caso, la espantada de Shawn James del Bilbao Basket es un daño menor, al menos a mi juicio, pues aunque el jugador estaba teniendo buenos números (Máximo taponador de la liga), el club ha reaccionado bien con la incorporación de Mirza Begic, un viejo conocido de Real Madrid (Otro ex Madridista que se viste de negro) y Baskonia entre otros.
Se trata de un cinco puro (Algo inusual en los esquemas de Sito Alonso) cuyo principal argumento son sus 2:16 y sus interminables brazos.
Llego en su momento a causar sensación, principalmente con la selección eslovena aunque en el Madrid no pasó de ser una gran promesa al más puro estilo Mejri.
Su fichaje por los Pelicans de la NBA sonó cuando menos extraño a juzgar por sus números la temporada pasada, pero ya sabemos cómo se ponen los americanos con eso de los 7 pies.
Con su incorporación, los hombres de negro ganan altura e intimidación aunque pierdan velocidad. A los que somos de la vieja escuela nos parecerá un buen refuerzo aunque por supuesto habrá que ver en qué estado físico llega.
Disputados sus primeros minutos esta semana, el partido contra Baskonia con Bourousis al frente será una buena prueba de fuego.

Y de repente, Doncic.

Estabamos todos pendientes de cuando iba a estallar la joven promesa blanca. Pues bien, el joven Doncic se doctoro en uno de los pabellones más complicados, y lo hizo salvando a su equipo en un mal día.

No llegaba el Madrid en su mejor momento y así lo demostró en Miribilla. Gano, pero no fue ni de lejos el rival que se esperaba. Este Madrid, huérfano de Rudy y Thomkins, no parece saber a qué juega. No se ve a los jugadores tener las ideas claras y tampoco demasiadas ganas de bajar el culo. Como si pensasen que aún queda mucho para cuando se ganan los títulos y están tan solo arrancando.
Todo lo contrario que el Bilbao Basket, una plantilla mucho más limitada pero que sabe de memoria a lo que juegan, y en el que cada jugador nuevo que llega, descubre rápidamente de que va esto en Bilbao.
De esa forma comenzó el partido, muy igualado e incluso con ligeras ventajas locales. El equipo blanco se chocaba una y otra vez con la línea de tres (Mientras Carroll observaba el partido desde el banquillo aun cuando empezaban las rotaciones) mientras que los hombres de negro, de la mano de Bertans y Mumbru se mostraban muy seguros en sus ideas.
Mientras la igualdad en el marcador se perpetuaba hasta el descanso, ambos banquillos mostraban cierta falta de adaptación. Hannah no tenía su día y se cargaba de faltas tontas mientras que Alex Suarez, muy blandito en la zona, seguía sin acertar con el tiro. Bien Bogris pero sin más y solo James justificaba realmente su fichaje.
En los visitantes, Taylor mostraba maneras pero su equipo no lo buscaba al poste bajo y quedaba desaprovechado, casi con la misión única de parar a Mumbru, de igual forma que tampoco buscaban a Ayón o Felipe a pesar de ser muy superiores, especialmente a Suarez.
Solo la aparición en pista de Carroll puso al Madrid por primera vez con ventaja en el marcador. Dos triples suyos y su habitual actividad cortando por la zona sirvieron para desatascar un ataque Madridista en el que Llull no parece pasar por sus mejores momentos. (Al parecer tocado de una mano). El 46 – 48 al descanso ya hacían presagiar un partidazo.
En la segunda parte, ambos equipos se olvidaron de sus respectivos juegos interiores, James desapareció pese a sus esfuerzos y Ayón se perdió en el fondo del banquillo blanco junto a un Hernangomez cuyos minutos no justifican cortar la progresión de un jugador con tanto futuro.
Tan solo Felipe, siempre Felipe, luchaba y se hacía notar en la zona, sacando un buen número de faltas, protestadas buena parte de ellas por la grada.
Y entonces apareció Doncic, Mr. Doncic a partir de ahora pese a sus escasos 16 años y 6 meses.
Con Sergio en el banquillo y Llull jugando de escolta e incluso de Alero, la perla de la cantera madridista cogió el timón del equipo con la naturalidad propia de quien ha nacido para jugar a esto. Con un súper clase como Raül López delante, el joven esloveno dirigió con mano firme, busco y encontró a Carroll como primera opción ofensiva y no dudo en mirar al aro ante la mínima oportunidad.
Con Mumbru y Taylor jugando de cuatro muchos minutos, los hombres de negro apretaban el partido de la mano de su incondicional público, que por otra parte salió bastante disgustado con un arbitraje mu severo que cargo de faltas a los principales jugadores locales, especialmente los bases.
Ni el buen partido de Bertans o Mumbru ni las apariciones puntuales de Raül o Rouff consiguieron dejar el partido en casa. Era la presentación en sociedad de Mr. Doncic, que dejo para la galería la que puede ser la jugada de la jornada, un mate a una mano por el medio de la zona, pleno de un físico y una confianza impropios de un chaval de tan corta edad.
No pudieron los hombres de negro luchar contra el huracán Doncic y el killer Carroll pese al buen partido y al final del partido, bronca a los árbitros por medio, tuvieron que conformarse con haber vuelto a plantar cara a otro de los grandes.
Orgullo local y la ilusión visitante por su nuevo ídolo.
MP para Carroll que rompió el partido con su facilidad anotadora aunque lo que quedará para el recuerdo será el asalto de Doncic a la liga ACB.

92 – Dominion Bilbao Basket (23+23+19+27): Hannah (5), Bertans (21), Mumbrú (16), Alex Suárez (9) y Bogris (7) -cinco inicial-; Raúl López (8), Ruoff (12), James (10), Borg (4), Mendia y Dejan Todorovic.

99 – Real Madrid (17+31+17+34): Sergio Rodríguez (10), Llull (12), Maciulis (3), Reyes (8) y Ayón (13) -equipo inicial-; Carroll (19), Doncic (15), Taylor (12), Nocioni (5) y Hernangómez (2).

Bilbao Basket – Valencia Basket. No es deporte para cardiacos.

Bilbao Basket y Valencia Basket deleitaron a la afición bilbaína con un partido de 3 prorrogas que acabo con los
nervios de los presentes y que pudieron ganar los dos. Ganaron el Valencia y el baloncesto.

Noche de emoción y nervios en Bilbao en lo que pudo ser el partido del año. Durante los 40 minutos iniciales y las tres prorrogas, ninguno de los dos equipos consiguió ventajas de más de 6-7 puntos, y en no menos de una docena de veces pareció que uno de los dos lo tenía hecho para luego volver a empezar.

Fue el equipo visitante el que salió más centrado. Dando la sensación de tener muy claro a lo que juega mientras que el Bilbao basket trataba, más con esfuerzo que cabeza, mantenerse en el partido.

Desde el principio se vio que no iba a ser el partido de los principales referentes de los hombres de negro. La defensa de Sato sobre Mumbru iba a ser clave, tanto como la posterior lesión de Hervelle y de entre el inicial desconcierto apareció Hannah con el traje de anotador compulsivo para igualar el partido.

Pedro Martinez lo tenía más claro. Justin Hamilton y Sikma dominaban por dentro, Rafa Martinez amenazaba desde el triple y Guillem Vives entraba en la zona como un cuchillo. Increíble balance fuera dentro.

Valencia Basket llevaba la iniciativa y el Bilbao Basket hacía, como diría el malogrado Manel Comas, “La del conejo”, a la espera de su oportunidad.

Con la salida a pista de las rotaciones, era de esperar un despegue en el marcador por parte de los visitantes, pero ocurrió todo lo contrario, el Valencia se atascó en ataque con un desacertado San Emeterio mientras que los locales mantenían el ritmo con un juego mucho más coral. (Hasta 10 jugadores sumaron puntos al descanso)

Un triple de Hamilton en el último segundo (No sería su ultimo triple in extremis) dejaba el marcado en un igualado 41-39. Pero lo mejor estaba por llegar.

A la reanudación el partido mantuvo la igualdad pero gano en intensidad. La defensa local subía enteros pero se cargaba de faltas mientras que los taronja seguían a lo suyo, con un excelente dentro fuera y Hamilton como faro anotador pese a la defensa de James.

Cargados de faltas Hannah y Raül y con Hervelle lesionado, los hombres de negro pasaron el peor bache del partido pero una vez más se agarraron al marcador. Pasaban los minutos y ya se intuía que el final iba a ser de los emocionantes.

Quien dijo emocionantes se quedó cortísimo. El final de los 40 minutos reglamentarios fue una locura de aciertos y errores, con San Emeterio como principal protagonista, para lo bueno y para lo malo. Desaparecido durante los primeros 35 minutos, tan pronto cometía un fallo que amenazaba con costarle el partido a su equipo como de pronto lograba un 2+1 que devolvía la igualdad al marcador.

La tuvo Bertans en el último segundo pero fue bien defendido y el partido se fue a la prórroga.

Reflexión de la semana. Qué bonita sería la ACB si la temporada que viene no viniese el Barca de compras por Valencia a llevase a Hamilton y Vives por ejemplo.

Tampoco en la prorroga se rompió el partido, contra la exhibición brutal de Hamilton, los hombres de negro se multiplicaban para aunar esfuerzos y seguir en el partido, cuando no era un triple de Suarez era una canasta de Bogris o apariciones puntuales de Bertans y Mumbru.

Por cada intento de los visitantes por ganar el partido, los hombres de negro aparecían con algún triple y con un magistral acierto en los libres.

Cada vez que los locales cogían ventaja, aparecía Hamilton para poner orden. Tremenda supremacía la suya.

Tampoco en la segunda prórroga se deshizo el empate. Fue la que más cerca estuvo de quedarse en Bilbao pero Vives y San Rossom compartiendo muchos minutos en pista, supieron superar la presión ambiental de Miribilla y no les tembló el pulso.

Tras 3 prorrogas los puntos se los llevo el Valencia (104-111), pero los verdaderos ganadores del partido fueron los cerca de 10.000 asistentes más todos aquellos que lo pudieron seguir por televisión. Uno de esos partidos que crean escuela y que dejan buen sabor de boca incluso a los que no ganaron.

MVP indiscutible para Justin Hamilton que estuvo presente todo el partido y cuyas apariciones al final de cada cuarto y cada prorroga hicieron imposible la victoria local.

104 – Dominion Bilbao Basket (23+18+15+29+10+9): Hannah (22), Bertans (12), Mumbrú (12), Hervelle (2) y James (12) -cinco inicial-; Raúl López (6), Ruoff (11), Dejan Todorovic (4), Alex Suárez (11), Bogris (10) y Borg (2).

111 – Valencia Basket (23+16+18+28+10+16): Vives (11), Rafa Martínez (10), Sato (4), Sikma (8) y Hamilton (31) -cinco titular- Van Rossom (16), Diot (5), Stefansson (2), San Emeterio (15), Shurna (9) y Trías.

Bilbao Basket – Unicaja Málaga. Sangría en Halloween.

El Bilbao Basket suma su tercera victoria con inesperada facilidad fruto de una buena defensa y de la apatía de unos malagueños erráticos en el tiro.

Se presentaba el choque con extrema igualdad, ambos equipos con balance de 2-1, el Unicaja con un equipazo y un Kuzminskas en estado de gracia y enfrente la habitual fortaleza bilbaína en casa.

Sin embargo el partido no tuvo nada que ver con lo que era el planteamiento inicial. El Unicaja prácticamente no llego a asomarse por Miribilla y tan solo Kuzminskas inquieto a una activa defensa local donde Bertans llevo la batuta ofensiva durante los primeros diez minutos.

No hay más que mirar la valoración conjunta de ambos equipos al final del primer cuarto, 30 para los hombres de negro por 9 de los visitantes de los cuales 7 fueron de Kunzminskas.

Mientras el Bilbao Basket anotaba casi en cada jugada, los malagueños se estrellaron una y otra vez desde la línea de triples. (0/8) Lo mejor para los de plaza al descanso fue el marcador, un 46-30 que no reflejaba el mal juego del Unicaja.

Mientras que jugadores como James, Hannah o Ruoff parecen haberse acoplado en tiempo record a los viejos rockeros del Bilbao Basket, al Unicaja se le vio ciertamente perdido en un carrusel de cambios en el que el jugador que entraba solo empeoraba lo hecho por el titular para desesperación de Joan Plaza.

Reflexión de la semana. ¿Debería Mumbru montar un campus para aleccionar en verano a todos los jóvenes aleros a los que destroza en invierno?

Con todo el pescado vendido, la segunda parte solo sirvió para que algunos jugadores visitantes como Jamar Smith o Nedovic limpiaran su expediente anotador mientras que por los locales todo el mundo participo del espectáculo. Tan solo Alex Suárez está aún por debajo de lo esperado con su fichaje.

El resultado final de 83-65 acabó siendo lo menos malos para un Unicaja que en ningún momento presento candidatura al partido.

MVP para Dairis Bertans cuya primera parte basto para romper el partido con su gran acierto anotador.

Porra ACB 2.015/2.016

Tras dos años acertando bastante en mis previsiones (Este año subestime al Andorra como principal pecado), y con la competición recién inaugurada, aquí lanzó mi particular previsión de la que preveo, será una temporada muy abierta y con mucha igualdad en mitad de la tabla. Habrá sorpresas, resultados inciertos y una enorme pelea por entrar en copa y play-off. Solo el paso de las jornadas dirá si estoy o no en lo cierto con mi previsión de este año. El debate está servido.

Empezamos con la parte alta de la tabla.

Candidatos al título.
Como viene siendo habitual estos últimos años, será una sorpresa todo lo que sea que uno de los equipos futboleros no levante el trofeo de campeón, especialmente en liga, pero también es verdad que no resulta descabellado pensar que tanto Madrid como Barcelona pudieran caer en unas hipotéticas semifinales, por ejemplo contra Valencia o Unicaja.

Real Madrid.
Viene de ganarlo todo y eso sin duda supondrá una presión añadida aunque por otra parte eso es algo que parece gustar a esta plantilla y por otro lado, igual es el primer año en el que Pablo Laso parte sin una diana en la espalda.
El núcleo de la plantilla continua y por eso les sigo viendo de favoritos. Interesantes fichajes en la zona, donde Hernangómez como cinco puro y Thompkins más abierto fácilmente mejoraran las prestaciones de Bourousis y Mejri aunque personalmente creo que echaran de menos a Slaughter, especialmente a la hora de hacer defensas en zona y pressing a toda pista.
En el alero la llegada de Taylor y el buen momento de Maciulis debería solucionar de un plumazo los teóricos problemas ante aleros altos, siempre y cuando la espalda de Rudy le respete.
El único aparente punto débil del equipo puede ser el puesto de base en caso de lesión del chacho o de Llull, aunque supongo que en tal caso el club se movería y ficharía.
Para mi siguen siendo los claros favoritos.

Barcelona
Un nuevo lavado de cara a medias. No queda casi nadie a tres años vista. Hora de que tanto los fichajes de este año como los del año pasado hagan suyo el equipo.
Satoransky parece la perla de este proyecto, aunque para destacar parece necesitar más minutos de los se pueden tener en un equipo como el Barca y más con Pascual en el banquillo.
Comparte puesto con Carlos Arroyo, un super clase en el final de su carrera pero aun con mucha clase que aportar.
En los aleros, la misma duda que el año pasado. ¿Navarro está para liderar este equipo?¿Está siquiera para jugar? Ribas, Abrines y Oleson a la espera. ¿Alguien ha dicho overbooking en el escolta? Con solo Perperoglou como alero alto, podrían echar de menos a DeShaun Thomas, un jugador al que me parece que se le ha maltratado un poco.
Por dentro llegan muchos kilos. Pascual quiere retomar la supremacía física con la que domino al Madrid de Messina y para ello llegan Lawal y Samuels, auténticas bestias en la zona. Si Tomic fuera capaz de ponerle más h……

Candidatos a semifinales.
Al contrario que el año anterior, este veo unas semifinales más definidas con Valencia y Unicaja claramente superiores a otros clubes que habitualmente andaban por la zona alta como el Baskonia, Bilbao Basket o Gran Canaria.

Unicaja
Ojito al Unicaja que está de vuelta con los grandes como bien demostró en la super copa.
Un año más rompo una lanza en favor de Plaza como uno de los mejores entrenadores nacionales y la plantilla que han montado, plena de experiencia ACB pero también con jóvenes prometedores, puede explotar, para bien, en cualquier momento.
El juego de treses-cuatro que pueden dar Suarez, Kuzminskas y el recién llegado Dani Diez puede ser muy interesante en manos de Plaza mientras que por dentro hay garantías de sobra con Fran Vazquez, Thomas y la llegada de Hendrix, que gordo o no, ha hecho muy buenos números en pretemporada.
La principal duda está en el base, Nedovic es un super clase, pero le va a costar mejorar las prestaciones del año pasado de Granger, que lideró al equipo hasta entrar en el mejor quinteto de la liga.

Valencia
Proyecto ambicioso en Valencia pero como siempre, no exento de dudas, especialmente por el alto número de cambios en la rotación.
La marcha de Ribas será importante aunque en Valencia están acostumbrados a ver cada año como su mejor jugador se marcha unos cuantos kilómetros al norte y la llegada de San Emeterio debería de paliar dicha baja.
En los aleros mantienen a una dupla tan competitiva como Dublevic y Sato y por dentro es por donde llegan los refuerzos. Tanto Luke Sikma como Shurna tienen experiencia ACB como para que su impacto sea inmediato y la llegada de la torre Hamilton amenaza con completar uno de los mejores juegos interiores de la liga.
Pocas veces se ha visto Pedro Martinez ante un arsenal así.

A Luchar por Play-Off y Copa.

Caja Laboral
Perasovic vuelve a casa para poner las pilas a un equipo que viene decepcionando los últimos años. Muchas incógnitas en torno a una plantilla que mezcla elementos ilusionantes y dudas a partes iguales.
Mike James y Darius Adams seguirán en el puesto de base. Será interesante ver cómo responden cuando Peras les ponga a currar. Físico no les falta, actitud es otra cosa.
En los aleros la principal novedad es la marcha de San Emeterio, que finaliza una etapa en la que estaba yendo claramente a menos, y le sustituye un especialista en el triple, posiblemente el mejor de la liga, como Alberto Corbacho. Aun así es posiblemente la línea que más dudas me crea a la espera de que Causeur de el salto de calidad con el que lleva tiempo amenazando.
Por dentro las llegadas de Planinic y el recién fichaje de Bourousis deben endurecer un juego interior en el que Shengelia empezará siendo baja.
¿Puntos por fuera y musculo por dentro? Esa fórmula ya funcionó en Vitoria en tiempos de Scariolo.

Bilbao Basket
No lo tiene fácil para superar las bajas de Todorovic (Marko) y Colom, sin duda dos de los mejores jugadores del curso 14-15 pero un año más los hombres de negro han formado un equipo en apariencia muy bien armado.
El puesto de base con la llegada de Hannah y la permanencia de Raül está más que cubierta con el único pero de la altura ante bases más altos que puedan postear.
Los aleros en principio es una línea que se ha reforzado con la llegado de Rouff, que debería de permitir más descansos a la dupla Bertans-Mumbru, que un año más serán el faro ofensivo del equipo. Todorovic (Dejan) y Borg completan la rotación exterior.
Por dentro el equipo se vuelve más físico con las llegadas de James y Bogris. Alex Suarez debe aprovechar la oportunidad en Bilbao para dar el salto al Madrid, equipo del que llega cedido.
Si la salud de los hombres claves les respeta, deberían estar en copa y play-off un año más.

Cai Zaragoza
Una de las plantillas más completas y de más calidad que se le recuerda al CAI en mucho tiempo, a simple vista más que suficiente para meterse en play-off y luego a partir de ahí ya veremos hasta donde pueden llegar.
Solo un punto débil aparente en la rotación que puede ser el puesto de base, con Tomás Bellas y el debutante Henry Sek compartiendo el puesto de base.
En las alas, escoltas tiradores y la batería de aleros altos más completa de la liga con Sastre, Benzing y Pere Tomás. ¿Minutos para todos? Sería una pena ver a uno de estos tres talentos jóvenes condenados al ostracismo.
Por dentro su mejor fichaje la renovación del sorprendente Jelovac, que volverá a formar pareja con Norel, con el Nueva Zelandes Fotu aportando energía desde el banquillo.

Gran Canaria.
Contrariamente a lo que vienen siendo los últimos años en la isla, no hay bajas significativas y si buenos fichajes para una plantilla más que ilusionante.
Empezando por los bases, este año los amarillos se la juegan con la estrella universitaria Canadiense Kevin Pangos, base blanco y bajito, de esos que parecen más un surfista que un jugador de basket pero que viene con muy buenas referencias y que ha mostrado en pretemporada que estamos ante uno de los mejores bases de la liga. A su lado Albert Oliver hará mucho más fácil su adaptación a la liga.
En los aleros, siguen Kuric y Newley, sinónimos de garantía, a los que se les une Xavi Rabaseda, posiblemente uno de los mejores defensores de la liga y futuro alero de la selección si consigue dar un paso adelante con su lanzamiento de tres. Completan la línea exterior otro joven talento como Paulí y el tirador Finlandes, Salin.
Por dentro llegan Aguilar para recuperar su mejor nivel de Zaragoza y los 2:16 de Omic para dominar el rebote. Junto a Baez, Savané en el regreso a su casa y el joven Pasecniks forman un juego interior que en sus días buenos puede competir con los mejores.

Iberostar Tenerife
Plantilla corta pero con un par de elementos que pueden desequilibrar encuentros por su cuenta. Deberían de estar luchando por entrar en la copa pero ojo que cualquier problema de lesiones o jugadores fuera de forma les puede dejar fuera.
En el base contrasta el riesgo de Davin White con la seguridad de un Rodrigo San Miguel lejos de su mejor nivel pero siempre cumplidor.
En los aleros, con Richotti y Beirán los puntos están garantizados pero la rotación con Kerry Carter y O´Leary no está tan clara. ¿Minutada para los titulares?
Por dentro Sekulic debe ser el faro anotador en torno al cual jueguen desde compañeros lejos de su mejor momento de forma como Xavi Rey o la apuesta americana, Tim Abromaitis, de cuya adaptación dependen en parte las posibilidades del equipo de llegar a las eliminatorias.

Ucam Murcia
El éxito o no del UCAM está temporada tiene nombre y apellidos, Augusto Lima. Si el pívot no muestra su mejor nivel o como cuentan los rumores, acaba la temporada en el Madrid, poco podrán hacer sus compañeros para paliar sus números de MVP.
Junto al astro brasileño, una pareja de bases físicos que prometen un buen ritmo de juego como el joven Campazzo y el veterano Carlos Cabezas que por momentos podrían llegar a jugar juntos.
En los aleros, los puntos de Wood serán más necesarios que nunca mientras Kelati debe ser el hombre orquesta que ponga la clase y experiencia en momentos clave de los partidos.
Por dentro, el técnico Katsikaris debe seguir exprimiendo al ídolo local Antelo y al joven Radovic. Por si acaso, Lishchuk está ahí para aportar experiencia e intangibles a partes iguales.

Fiatc Joventut
No apuesto por ello pero no me parece del todo descabellado que el Joventud acabase entrando en copa o play-off.
En mi opinión va muy justito en todos los puestos pero con la cantera vendinegra nunca se sabe y si los fichajes responden…
Mallet parece eterno pero no lo es, sin Hannah deberá repartir minutos con Sábat, a quien la oportunidad ACB le llega tarde pero en plena forma. Aun así veo el puesto de base bastante flojo.
En las alas el tema depende bastante de la cantera. Sergi Vidal va a responder si o si pero estará muy solo si Ventura, Abalde o el americano tirador Brandon Paul no dan la talla.
Por dentro continua Suton, la mejor noticia para los de Badalona y junto a el jugadores cumplidores como Miralles o Llovet pero de nuevo es el fichaje, en este caso el exótico Ousmane Drame no sobresale.
Sabat, Paul y Drame. Tres nombres para definir un proyecto.

En tierra de nadie.

Rio Natura Monbus Obradoiro
Sin duda una de las mayores incognitas de la liga con muchos nombres nuevos, debutantes en liga y gente joven. Se le intuye cierto pedigrí y aparentemente tendrán un buen juego interior, lo demás es casi jugar a las adivinanzas.
Triple apuesta en el base, el veterano irlandés Donnie McGrath y los nacionales Pepe Pozas (Que a mí personalmente me encanta aunque luego me deje mal) y Fran Cardenas que en LEB Oro destaca pero en ACB no encuentra el sitio. Veremos cómo evoluciona la rotación.
Por fuera un anotador compulsivo como Haws pero sin experiencia ACB, un debutante con calidad como Yusta y sobre todo, el todo terreno Waczynski que a la buena temporada pasada ha unido un excepcional europeo. Referencia.
Por dentro como viene siendo habitual en el cuadro gallego, apuestan por los centímetros de Triguero, Brown, Pustovyi y la polivalencia de Bendzius y Caloiaro.
Demasiadas incógnitas para apostar fuerte por ellos aunque intuyo que estarán más arriba en la tabla que por los puestos de abajo.

Estudiantes
Año de transición estudiantil en el que lo mejor que le podría pasar es que sus jóvenes tengan minutos sin pasar apuros en la clasificación.
Se sigue esperando como agua de mayo la explosión de Jaime Fernandez pero pasan los años, especialmente para Salgado y la joven promesa no acaba de tomar el mando. Van a echar de menos a Van Lacke.
En los aleros, la baja de Rabaseda la cubren los americanos Graham y Thomas. Dos jugadores de corte parecido y sin experiencia ACB sobre cuyos hombros reside parte del futuro del equipo, pues es pronto aún para los Brizuela (Con buena pinta), Vicedo y Hernangomez (Jugara de 3 o de 4?)
Por dentro Nacho Matín seguirá siendo la referencia, con la ayuda de Bircevic y los centímetros de Stimac, posiblemente el mejor fichaje estudiantil. Aun así, el juego interior parece insuficiente.

Morabanc Andorra.
Dieron la sorpresa el año pasado gracias a un gran arranque liguero. Este año ya no sorprenden pero también conocemos ya sus fortalezas.
Schreiner y Sada no son especialmente vistosos pero cumplen. No destacan pero no pierden partidos y ayudan desde la defensa. A ver cómo les respeta el físico.
Por fuera David Navarro fue la sensación en el principado junto con Betinho Gomez. Sus renovaciones son la mejor noticia aunque desde el banquillo les llegará poca ayuda. Stojanovski y poco más.
Por dentro más de lo mismo, Shermanidi es un lujo, pero habrá que ver hasta donde llega la ayuda de Shawn Jones, Bogdanovic y sobre todo, un más que sospechoso Daniel Clark.

La lucha por el descenso.
Está tiene pinta de ir a ser uno de los alicientes de este año. Sin un favorito claro al descenso, hay 3-4 equipos que siembran serias dudas pero que podrían dar un par de sorpresas y ganar puestos rápidamente si las piezas encajan rápidamente.

Montakit Fuenlabrada
El año pasado, aun con Panko en sus filas fue un completo desastre. Poco se salva del año pasado así que la renovación es completa este año, para lo bueno y para lo malo.
Empiezan de cero con un entrenador también semi-debutante, Zan Tabak y por lo tanto, las primeras jornadas pueden ser claves. No hundirse demasiado rápido en la clasificación, su primera objetivo.
Para ello han tirado de jugadores con experiencia, muchos de ellos ACB y de otras ligas Europeas.
Clasicos como Popovic, Urtasun, Uriz deben ser los primeros líderes del equipo junto a los sólidos Sobin, Tabu y Paunic.
Los americanos David Wear y Ernest Scott tendrán sobre sus hombros buena parte de la responsabilidad de este proyecto claramente a corto plazo.

Guipúzcoa Basket
Entre cuatro se van a jugar la temporada. Rotación más que corta salvo que lleguen más refuerzos a corto plazo.
Solo la posición de base está bien cubierta, con el más que solvente Llompart y la apuesta de Andrew Lawrence. Podrían compartir minutos y de paso irle dando minutos al jovencísimo Andrés Rico.
Por fuera Txemi Urtasun y Jordi Grimau aportan la experiencia a la espera de que Zoran Vrkic demuestre el físico que ya demostró en Bilbao pero con un par de años más de cabeza para elegir mejor sus opciones.
Y si en el alero no les vendría nada mal un refuerzo, por dentro están en cuadro, con Doblas como buque insignia y la calidad de los americanos Wear (El gemelo) y Landon Milbourne. Calidad por dentro tienen pero como alguno se resfrié…

Cajasol
Fuga de talentos en Sevilla y un equipo elaborado con prisas pues han estado cerca de no salir en liga. Toca pasarlo mal un año más pero encima no solo tienen que intentar no bajar, también enganchar a su público. A su favor, la experiencia de Casimiro en jugarse las castañas en la zona baja de la tabla.
En el base la nota exótica la pone el Jamaicano Anderson. Oportunidad para el joven Mijenovic para hacerse con el puesto de titular y aprovechar el trampolín Sevillano al estilo Satoransky, Porzinguins o Hernangomez.
En los aleros, los puntos los pondrán la dupla Bamforth-Hentón y el trabajo el veterano Berni con el retorno a la elite de Alfonso Sanchez saliendo desde el banquillo. Falta de adaptación, años y lesiones dejan la línea exterior del equipo Sevillano como un más que posible punto débil.
Por dentro Balvin debe dar un paso adelante ahora que se ha quedado solo y aprender de los veteranos Eslovenos Slokar y Nachbar que hará que ver con que energías llegan. Muchas dudas.

ICL Manresa
En Manresa están más que acostumbrados a nadar contracorriente pero este año a mi personalmente me crean muchas dudas.
Para empezar con el entrenador, Ibon Navarro, claramente con menos experiencia que sus compañeros de pelea en la zona baja salvo Tabak y acostumbrado a plantillas como las del Baskonia que nada tiene que ver con lo que tiene entre manos.
En mi opinión se la juegan principalmente por dentro, si Musli y Ricky Sanchez hacen valer sus centímetros en la zona podrían dominar el rebote ayudados por los aleros altos Grigonis y Chase Simon.
El trotamundos Jermaine Tomas junto con el solvente pero cada vez menos promesa Alex Hernandez deben hacer jugar a una plantilla en la que aparecen viejos conocidos como Roman Montañez o Dimitry Flis que mucho me temo que poco pueden aportar.

Dominion Bilbao Basket 15-16. Al son de los viejos rockeros.

Superada la marcha de Todorovic y Colom, los hombres de negro están ya listos para la acción. En FiebreBaloncesto analizamos la plantilla y sus objetivos para la temporada que empieza.

Los bases.
Cambio de estilo en la dirección con la llegada de Hannah por Colom. Habrá que ver como se adapta a sus compañeros pero su experiencia ACB le debería permitir acortar plazos y rendir desde la primera jornada. Habrá que seguir con atención el estado físico de Raül.
Clevin Hannah. (27 Años) Viene para sustituir a Quino Colom aunque su estilo sea muy diferente. Con Hannah el equipo se asegura un desatascador cuando el ataque no funcione, un jugador capaz de ganar un partido con una buena racha aunque su nivel defensivo no esté a la altura de su predecesor.
Raül López. (35) Raül seguirá un año más racionando sus minutos para aparecer cuando el equipo más lo necesite, dirección, experiencia y puntos clave. Un lujo desde el banquillo que se complementa perfectamente con su compañero de posición salvo por un pequeño hándicap, ambos son bajitos. Pueden sufrir ante bases altos que les puedan postear.
Tobias Borg. (21). Alternará la posición de base y escolta según necesidades del equipo, aprovechando como siempre cada minuto en pista. El año pasado desapareció de la rotación en el tramo final de temporada pero hasta entonces cumplió en cada aparición. Año clave en su progresión.

Los aleros.
El puesto más reforzado. La llegada de Ruoff y un año más de experiencia de Todorovic y Borg deberían de proporcionarle a Mumbrú más minutos de descanso para llegar en forma al final de temporada.
Dairis Bertans (26). Tras ser una de las sorpresas del Eurobasket y varios rumores de traspaso veraniego, Dairis vuelve para liderar a los hombres de negro, especialmente en ataque. Perfectamente acoplado a sus compañeros, es el más joven de los hombres clave y debería de ser un seguro ante un posible bajon de rendimiento de sus compañeros.
Alex Ruoff. (29)Uno de los primeros fichajes del equipo y hombre clave en la temporada que empieza. Debería aportar minutos de calidad en una rotación exterior que el año pasado se quedó corta por momentos. De su rendimiento depende en buena parte las aspiraciones del Bilbao Basket.
Alex Mumbrú. (36)Capitán Mumbrú será un año más el faro en torno al cual jueguen sus compañeros. Desequilibrante en el poste bajo y anotador en momentos claves, su gen ganador se ha exportado a la grada y forma ya parte de ADN del Bilbao Basket.
Dejan Todorovic. (21)Su irregularidad y mala cabeza a la hora de tomar decisiones le dejaron fuera de la rotación en más de un partido. Debe madurar y no limitarse a mostrar su exuberante físico si quiere que la llegada de Rouff no le deje sin minutos.

Los pívots.
La gran incógnita. Las bajas de Todorovic y Williams son clave y no será fácil hacerles olvidar si bien es verdad que Suarez no debería tener problemas para superar la aportación de Wragge. Del rendimiento de James y Bogris depende buena parte del éxito del equipo.
Axel Hervelle (32). Ha rendido a buen nivel en el Eurobasket pero habrá que vigilar su físico. El año pasado se perdió varios partidos por lesión y le costó coger el ritmo pero cuando está en pista se nota y deberá ser el ejemplo en que se basen sus compañeros de un juego interior completamente nuevo.
Alex Suárez (22). Una de las perlas de la cantera del Joventud y reciente fichaje del Real Madrid, llega a Bilbao como el paso siguiente de una progresión que debería llevarle a vestir la elástica de la selección en un par de años. Su juventud debe ser un soplo de aire fresco en una plantilla “pasadita de años”. Su crecimiento pasa por ser un jugador más completo.
Shawn James (32). Llega con la patata caliente de sustituir a Todorovic. Debe aportar fuerza física y presencia en la zona pero también puntos interiores, pues tanto Hervelle como Suarez tienden a alejarse peligrosamente de la zona. Pedigrí tiene de sobra para ello.
Georgios Bogris. (26). El techo del equipo desde sus 2:10 garantiza una buena rotación interior pero de él se espera que supere sus prestaciones en Andorra y pelee con James por la titularidad. Buen defensor, sus problemas pasan por conseguir sus propios puntos.
Borja Mendía (20). Es el último hombre de la rotación y sus apariciones se limitan a partidos ganados o en caso de lesiones. El lo sabe y acepta con humildad y la grada se lo agradece con sonadas ovaciones cuando sale a pista. No desentona cuando sale y lucha como el que más.

Por Ferstmary.
Redactor Fiebrebaloncesto.com

La vieja guardia

Con las renovaciones de Raül López, Bertans, Mumbru y Hervelle, el Bilbao Basket se garantiza un año más seguir luchando por copa y play-off.

 

No por esperado deja de ser una buena noticia. Todos y cada uno de los veteranos del club seguirá la temporada 2015-2016 y con ellos la ilusión de toda la ciudad y de los socios en particular, de seguir otro año luchando con los grandes.

Compromiso es la palabra que mejor define a los veteranos del club. Algunos de ellos como Mumbrú y especialmente Bertans han tenido la oportunidad de salir del BB pero todos ellos, perfectamente integrados en el club y en la ciudad, han decidido seguir sus carreras profesionales en Bilbao.

Ellos serán los mimbres sobre los que descanse el nuevo proyecto que va tomando forma en la capital Vizcaína. Suenan nombres interesantes como Bogris o Alex Suarez mientras que Clevin Hannah (Ex-Joventud) parece ya fijo para la dirección de juego y Alex Ruoff (Con experiencia en la liga Alemana) para el escolta-alero.

 

Habrá que estar atentos pero el proyecto para este año tiene muy buena pinta.

 

@Ferstmary

Página 2 de 3123