BARÇA

Una Copa del Rey de cine

#solopuedequedaruno y ese uno al final fue un uno algo inesperado, inesperado porque en principio el Barça Lassa llegaba al torneo de la copa, el torneo del que solo puede quedar uno, tocado.

Tocado por un cambio de entrenador, por una pésima racha de resultados y con lo que aparentaba ser un parche, la llegada de S.Pesic un guerrero que encontramos esquiando por las montañas.

Pero hablemos de la copa, del torneo de la decapitación por excelencia, ese en que un error…te separa el cuerpo de la cabeza.

La verdad es que ya en la primer a jornada tuvimos un final inesperado, un final de esos que tiene cada temporada de juego de tronos, en que uno de tus favoritos…sin saber ni cómo ni porque…acaba muerto o decapitado.

Empezó la cosa con el Iberostar ejecutando al Valencia Basket por un ajustado 72 – 79 que tuvo en Ponitka (pedazo de jugador el polaco) y Abromaitis a sus brazos ejecutores,  acompañados de un renacido Fran Vazquez que en esta copa nos ha recordado a ese jugador que llego a ser elegido en la decima posición del draft.

Entre ellos y Mike Tobey se encargaron de hacer hincar la rodilla al actual campeón de liga, de poner su cuello en el cadalso y de soltar el hacha que los envió al limbo.

Acto seguido llegaron Real Madrid e Unicaja y lo cierto es que los malagueños estuvieron cerca de poder cortar la cabeza de los blancos, pero como ocurría en el capítulo 8 de la cuarta temporada de juego de tronos “La Montaña y la Víbora” los blancos conseguían renacer cuando parecía que lo tenían todo perdido.

La Montaña en este caso fue más bien colinita, ya que la reacción blanca no llego de manos de un gigante, sino más bien de un “enano”, ya que Facundo Campazzo volvió loca a la defensa malagueña y su 33 de valoración fueron los dedos que dejaron ciego a Oberyn, Unicaja lo tuvo a tiro, pero el juicio por combate fue para el pequeño gran gigante.

El segundo día Herbalife recibía a Montakitt, y lo cierto es que los de Fuenlabrada llegaban con bajas importantes, Marko Popovic y Blagota Sekulic, dos de sus referentes ofensivos no podían disputar la lucha por lesión.

Pero Néstor García cogía a los suyos, y como el Rey Espartano Leónidas llevaba a sus “300” guerreros a luchar contra los 100 mil soldados de Herbalife (vale no eran 100 mil pero si los 12 jugadores y gran parte del público) y aguanto tanto como pudo en el paso de las termopilas (vaya hasta la segunda parte) para acabar feneciendo por 107 – 92, pero dejando el honor de los suyos en la cima de los dioses.

El siguiente partido era un Barça Baskonia, con los blaugrana aun asimilando que quiere su nuevo entrenador de ellos, y el Baskonia teniendo total y absolutamente claro que quiere Pedro Martínez de los suyos.

Heurtel se disfrazo de Brad Pitt y lidero a el anárquico grupo de Malditos Bastardos, un grupo que empezó maldito y acabo aclamado, un grupo que dejo atrás muchas cosas, y que con Pesic al mando fue “en busca de la felicidad”

En este caso no se invirtió el dinero en escáneres de densidad ósea, sino en escáneres de intensidad defensiva y ofensiva, y lo cierto es que funciono, Heurtel, Oriola y Tomic hicieron de estiletes (20 puntos el francés, 14 del de Tarrega  y 18 el croata) mientras en frente Tornike Shengeila hacia lo posible y lo imposible para impedir el asesinato de su equipo a manos blaugranas.

Shengeila se multiplicaba por mil, y se iba hasta unos brutales 40 de valoración, le ayudaba Beaubois y Timma (22 puntos el francés 17 el letón) pero “la máquina de guerra” blaugrana doblegaba la resistencia blasonista que acabaría sucumbiendo por 94 a 90 eso si, tras dejarse la vida en la pista y un poco también el entendimiento porque el último minuto de Baskonia no lo entendimos demasiado, y el triple a la media vuelta con aun 10 seg por jugar de Voigtmann…lo entendimos menos, pero son las cosas del cine de autor, que a veces no se acaba de entender.

La cuestión es que los blaugrana (los de Barcelona) decapitaban al que era favorito en este partido de cuartos, y lo hacían jugando un enorme partido, un partido que eso si fue enorme por parte de ambos conjuntos y que dejo un sabor de boca espectacular.

El viernes llegaba Iberostar a tratar de dar la campanada ante el Real Madrid y lo cierto es que la salida de los tinerfeños fue magnífica, 19 – 11 en el primer cuarto, pero como la carga de la brigada ligera la sorpresa inicial no pudo con la lógica, y como en la susodicha batalla, el desastre se consumo.

El Madrid saco sus piezas de artillería, tanto ligera como pesada, y poco a poco fue demoliendo a su rival que acabo destrozado por la potencia de un rival que no tuvo piedad del rival, 19 -26, 11 -19 y 10 -21 fueron los siguientes tres parciales, el Madrid se llevaba la victoria por un claro 59 – 77, y lo hizo teniendo a Doncic con 17 puntos y a Carroll con 14 como mejores artilleros, acompañados por Trey Thompkins y Rudy “el renacido” que se ha marcado una copa para enmarcar.

El Herbalife se plantaba ante el Barça y este dejaba claro que venía a lo que venía, y eso era a Salvar al soldado Ryan, o en este caso al soldado Barça, los blaugrana hacían un sólido primer cuarto pero Herbalife de la mano de “El francotirador” se mantenían vivos.

17 puntos con 5 triples llevaba Marcus Eriksson ante sus ex – compañeros, 17 puntos que metían de nuevo al Herbalife en la batalla y que dejaban el marcador en 43 – 41.

Pero el Barça, este Barça no quería desistir, y un tercer cuarto demoledor dejaba al Herbalife como las colinas de Iwo Jima, un 13 -27 de parcial rompía las defensas de los isleños y hacia que el último cuarto fuera un trámite, el Barça se plantaba en la final elevando las banderas de nuestros padres, es decir defensa a muerte, correr y en ataque pelota al bueno (Heurtel 13 puntos y 14 asistencias) y que este juegue y haga jugar.

Se llegaba a la final, ese sitio donde #solopuedequedaruno y la batalla se presentaba dura, el Madrid daba el primer golpe y se llevaba el primer parcial por 21 – 15 pero dejaba el Barça un golpe, un tapón de Hanga sobre Rudy que levantaba los ejércitos internos blaugranas.

Renacido por ese gorro el Barça empezaba a carburar, a sumar, y como en  “The Warriors” trataba el Barça de llegar a su destino final, Astroland, o lo que es lo mismo…el podio de los campeones.

El segundo cuarto del partido ha sido para enmarcar por parte blaugrana, intensos atrás agresivos y fluidos en ataque han sometido al Madrid a un asedio continuo y agobiante que ha dejado al conjunto merengue sin ideas ofensivas, el Madrid no podía escapar de la tela de araña blaugrana, se sentía “Enterrado” bajo la presión blaugrana (13 – 25 de parcial)

En el tercer cuarto el Madrid ha podido encontrar algo más de facilidad en ataque (18 – 27 de parcial) pero seguía la sangría ofensiva y el Barça conseguía dispararse hasta los 18 puntos de ventaja, el Barça había conseguido meter su caballo de “Troya” en el Madrid y estaba destrozando a su rival.

El último cuarto se presentaba definitivo, y el Madrid a la desesperada se iba hacia adelante, subía líneas y presionaba hasta donde permitía el reglamento…o algo más, porque lo cierto es que el cuarto ha sido digno de la mejor película de Bruce Lee ya que los blancos se han empleado a fondo con el karate Press.

Los blaugranas se ponían nerviosos y perdían un poco los papeles y empezaba a perder balones tontos, el Madrid asediaba a los blaugrana y como en el Asedio de Jadotville a los blaugranas no les llegaban refuerzos y el Madrid se acercaba cada vez más.

Los nervios de unos y otros provocaban errores infantiles pero en esta lucha #solopuedequedaruno, y el que ganara tenía que cortar la cabeza a su rival, solo puede quedar un inmortal en la pista, y ese ha sido el Barça que tras dos libres fallados de Oriola veía como el Madrid disponía de un triple, y dos tiros de dos tras rebotes ofensivos.

Eran los últimos mandobles desesperados de los blancos que veían como la espada del tiempo le cortaba la cabeza y hacia que el Inmortal fuera el Barça Lassa.

La verdad es que esta copa ha sido de película, y de película de calidad, de Oscar, y ha tenido de todo, pasión, intriga, polémica, sustos y final sorprendente.

Sorprendente porque esta vez el Barça no entraba en las quinielas  de los favoritos, pero la copa ya sabemos que es sorprendente, y como en Memento…lo que ha ocurrido antes….se olvida.

CREDITOS

Artículo escrito por Jordi Perramón Xinxola en twitter: @guguseti

Culpable de cosas como www.pivotworld9.com 

Creador y presentador del podcast de baloncesto Flagrant Foul 

Del blog www.cosasdejordi.com

Corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com para el FC.Barcelona 

The End

 

 

copa del rey

Copa del Rey 2018: Solo puede quedar uno

 

Jueves 15 de febrero 2018, a las 19:00 empieza el mayor espectáculo de baloncesto al que uno puede asistir en este país, la Copa del Rey, un espectáculo donde…solo puede quedar uno

Un torneo diferente donde 8 aficiones, si, 8, se reúnen bajo un mismo techo para disfrutar de su deporte preferido, un torneo en que pese a juntar 8 aficiones no hay violencia (gracias a dios)

La Copa del Rey de baloncesto es algo mas que un torneo, es un espectáculo, es un tiempo de ocio que 8 aficiones aprovechan para confraternizar, divertirse, reír y por supuesto animar a sus colores y disfrutar/sufrir con el básquet.

copa del rey

fuente: acb.com

El jueves 15 de febrero, a las 19:00 Valencia Básquet y Iberostar Tenerife romperán la tregua en el parqué, el balón será lanzado al aire y el choque de colosos empezará, un movimiento, el de lanzar el balón al aire que se repetirá hasta en 7 ocasiones, una por partido.

7 partidos que son a vida o muerte, 7 partidos que como en los Inmortales, se deciden por KO, dos entran a la lucha…solo uno sobrevive, y el que sobrevive solo tiene una opción…porque en la copa, como en los Inmortales, solo puede quedar uno.

Ese uno lo sabremos el domingo, ya que a las 18:30 tendrá lugar la batalla final, una batalla final que no sabemos que cabezas llevara, pero que si sabemos que los dos que lleven llevaran en su cinto las de los que hayan dejado por el camino.

En la película Los inmortales pasa un poco como en la copa, que puede haber sorpresas, un solo partido, un solo despiste te puede costar el partido…y la cabeza.

En la copa solo puede quedar uno, puede ser el Kurgan o alguien más débil…pero que mantiene la cabeza sobre los hombros

No importa que seas mas grande, mas fuerte, mas resistente que tu rival, da igual que seas el Kurgan , un pequeño MacLeod o un elegante Juan Sanchez Villalobos Ramírez, porque seas quien seas, tienes tu oportunidad de decapitar a tu rival.

La copa a diferencia de la película se desarrolla en terreno sagrado, las batallas, los duelos, son en zona sagrada…una zona de madera noble, de ruido no de espadas, pero si de caucho rechinando contra el parqué.

Valencia y Iberostar abrirán el duelo, un Valencia en principio mucho mas grande, mucho mas experto, mucho mas duro que Iberostar, una batalla en principio con mas a favor de los valencianos pero en que Iberostar tiene sus armas, unas armas afiladas que parten desde un sólido juego de conjunto, Ibersotar tiene en armas largas y arrojadizas su arsenal y Valencia puede recurrir tanto al juego lejano de la espada larga como al cercano al aro donde la daga desgarradora de su juego interior puede hacer estragos.

En este primer partido el favorito, el Kurgan es para mi claramente el conjunto valenciano.

A las 21 : 30 tenemos un tremendo Real Madrid Unicaja de Málaga, un duelo en que ambos son dos enormes conjuntos, se trata de dos contendientes duros pero elegantes, podríamos decir que son un Juan Sanchez Villalobos Ramírez contra otro Juan Sanchez Villalobos Ramírez (Sean Connery en la película.)

Ambos conjuntos tienen predilección por el florete, un arma larga, rápida y ágil, un florete que ambos conjuntos usan para destrozar al rival con pinchazos desde la línea de 3.

copa del rey

fuente youtube

El viernes juega el anfitrión, Herbalife Gran Canaria ante Montakit Fuenlabrada, siendo también sus armas muy definidas y teniendo ambos grandes anotadores, grandes floretistas desde la línea de 3 puntos, aunque quizás Herbalife tenga algún arma mas cerca del aro, pero lo cierto es que ambos conjuntos tienen un juego muy definido y trataran de cortar la cabeza del rival apoyándose en sus puntos más fuertes.

Por ultimo el viernes noche llega la pelea quizás mas igualada de todas (junto a la de Madrid y Unicaja), Baskonia es ahora mismo un Kurgan claro, capaz de destrozar y decapitar rivales solo con su presencia (que se lo digan a Sito Alonso que ya perdió la cabeza ante ellos).

Pedro Martinez sabe como hacer que su equipo domine tanto el arte del florete, como el de la espada, y si es necesario el de la daga y el cuerpo a cuerpo, ya que tiene armas de calidad en todas sus líneas y encima están ahora en un buen momento de forma.

Por parte blaugrana podríamos decir que es ahora mismo un tapado, pero menos, algo así como el McLeod de la película, alguien que sabes tiene potencial, pero que aún no lo ha demostrado, por suerte para los blaugranas ahora tienen otro inmortal, curtido en mil batallas en el banquillo, alguien que como hizo en la película Juan Sanchez Villalobos Ramírez va a enseñar todos los trucos habidos y por haber a su discípulo.

Solo puede quedar uno, y el que quede sera el príncipe del universo ACB

Un discípulo que si se aplica puede tener la potencia de un Kurgan y la elegancia y saber hacer de un Juan Sanchez Villalobos Ramírez, el problema es que no sabemos si el tiempo para esas enseñanzas habrá sido suficiente, y menos para enfrentarse de buenas a primeras a un rival de la potencia y calidad de Baskonia.

Hoy jueves 15 de febrero de 2018 empieza la Copa del Rey y solo puede quedar uno, y el que quede sera el amo de la Copa

 

 

 

 

 

 

Salidas, llegadas y retornos a la ACB

A finales de temporada 2016 – 17 o a principios de la 2017 – 18 (tanto monta, monta tanto) veíamos como toda una serie de jugadores interesantes y de cierto nivel salían de la liga ACB con destino a ligas en principio con mucho menos cache.

Luke Sikma, Grigonis y Peno se iban al Alba Berlin, Bo McCalebb dejaba el Herbalife junto con jugadores como Planinic que ha fichado por el Dinamo de Sassari, Kyle Kuric que se ha ido al Zenit de San Petersburgo o Hendrix que se ha marchado al Galatasaray, pero son muchas más las estrellas o jugadores importantes que la temporada próxima no estarán en nuestra ACB.

Doellman, Perperoglou, Lawal, Tillie, Kratsov, Allen Omic, Bamforth, Whitington, McConnell, Ivan Buva, Bogdanovic o Paunic por citar a algunos que se van a ligas como la turca, la alemana, la rusa o que aún están sin equipo, ahí hay que sumar otros como Bogris o Antetokounmpo que se van a jugar a la liga griega o los que saltan o vuelven a la NBA como es el caso de Larkin.

Sin duda una fuga de talento importante que me hacía dudar de la capacidad de la ACB para recuperarse de ese “robo” de jugadores de nivel, pero lo cierto es que estamos viendo que la ACB, pese a ser una liga en la que se hacen bastantes cosas mal aún tiene capacidad para atraer jugadores de nivel.

Esta próxima temporada nos encontramos que no solo los grandes están fichando jugadores interesantes, sino que también equipos de la parte baja están reforzándose de forma interesante.

Dejando aparte los que simplemente se mueven de un club ACB a otro (casos por ejemplo tipo Shermadini del Andorra a Unicaja, Salin que va de Herbalife al Unicaja, Hanga de Baskonia a Barça o Jaime Fernández de Estudiantes a Andorra) nos encontramos con una llegada interesante de jugadores de talento, algunos son vueltas a la ACB otros debuts en nuestra liga, pero lo cierto es que hay expectativas más que interesantes.

Así por ejemplo entre los jugadores que llegan y pueden ser interesantes nos encontramos con el gigante polaco de Gonzaga, P.Karnowski, jugador que debutara como profesional en nuestra liga tras un más que buen hacer en la NCAA de la que el pasado curso se proclamó subcampeón.

Otros de los que debutaran en nuestra liga y pueden “liarla parda” son por ejemplo E.Green ex de Oly que defenderá la elástica del actual campeón o algunos de los fichajes del Baskonia como son J.McRae (un anotador compulsivo), Timma uno de los treses más reconocidos de Europa o Poirer un potente pívot francés, Ponitka recalara en el Iberostar Tenerife

Pero no solo estos, hay que sumar a gente con el talento de McCallun que estará en Unicaja o De Jong y Varnado que estarán en el Tecnyconta Zaragoza o Sanders que reforzara la línea exterior del Barça

Sin duda me dejo algunos jugadores que debutaran en la ACB, pero lo mejor de esta temporada son algunos de los que vuelven, porque la verdad hay algunos nombres más que interesantes.

Causeur y Kuzmic reforzaran a un ya de por si potente Real Madrid, Baskonia recupera a gente como Huertas o Jayson Granger, el Valencia actual campeón de liga repesca a Tibor Pleiss y Latavious Williams consiguiendo un juego interior de esos que puede destrozar a cualquier rival de la ACB y de la Euroliga (Dubljevic, Doonerkamp, Pleiss y Williams…ahí es nada).

Unicaja incorpora a Agustine que formara pareja interior con Shermadini Musli y Okou, el FC Barcelona recupera a Heurtel, Seraphin (aunque su paso por la ACB fue por el lockout de la NBA) y Moerman, Herbalife se trae a DJ Seeley, Morabanc Andorra  recupera esa peculiar mecánica de tiro de Shurma, Ucam Murcia al eléctrico Hannah, Estudiantes a Caner-Medley, Fuenlabrada a Emir Sulejmanovic, el divina Seguros Joventut a Ruoff, el Tecnyconta a Blums y el Betis a Samardo “mueve tu cucu” Samuels.

Sin duda nombres más que interesantes que hacen que el nivel de la ACB no solo no haya descendido, sino que diría que ha aumentado.

Si es cierto que algunos de esos jugadores que no estarán el próximo año eran muy importantes, auténticas estrellas de nuestra liga como pueden ser Larkin, Doellman o Nocioni (que lastima que se haya retirado el argentino) pero esta temporada hay una entrada de jugadores en la ACB que la convierten en una liga interesante.

Veremos si después todos esos jugadores, funcionan, los habrá que si, los habrá que no, habrá después jugadores que sorprenderán en positivo otros en negativo, incluso algunos de los que no hemos nombrado que se convertirán en referentes de sus respectivos equipos, pero lo que está claro es que a priori, la ACB ha tenido una llegada ingente de jugadores de talento, algo que ha de repercutir positivamente en la competición.

Complicado lo tendrán todos los que esta temporada participen en competiciones europeas, Valencia, Real Madrid, Unicaja y Barça tendrán que lidiar con la dureza de la euroliga y la dureza de la ACB, lo mismo que Morabanc Andorra, Retabet Bilbao Basket y Herbalife que tendrán que pegarse en Eurocup y ACB o los que participaran en la Basketball Champions League como son Divina Seguros Joventut, Iberostar Tenerife (actual campeón), Movistar Estudiantes y Ucam Murcia que también deberán combinar la dureza de esta reforzada ACB con la competición europea.

Las plantillas aún no están cerradas, y quizás aun puedan llegar algunos jugadores interesantes, pero lo único cierto es que la competición traerá el próximo año debuts ilusionantes y la vuelta de jugadores de altísimo nivel y eso sin duda hace que la próxima ACB sea una de las más duras y difíciles de los últimos años.

valencia basket,campeón, acb

fuente: Foros ACB.COM

Hasta el próximo día 22 de septiembre tenemos que esperar para poder catar un poco de competición, una Supercopa que tendrá como protagonistas a Valencia, Unicaja, Herbalife y Real Madrid, o, dicho de otro modo, a campeón de la ACB (Valencia Basket), a campeón de la Eurocup (Unicaja), de la supercopa del pasado año (Herbalife Gran Canaria) y de la copa del pasado año (Real Madrid)

4 equipos campeones, que se han reforzado bien, lo mismo que el resto de clubs de la liga, que han convertido la ACB en una competición digna de verse.

Pero para poder verla, al completo, deberemos esperar hasta la jornada 1, que empezará el día 30 de septiembre y que tendrá como primer plato fuerte un Barça Baskonia.

acb,calendario

fuente: tercerequipo.com

La verdad…ya tengo ganas de que llegue el día 30 de septiembre, porque ya tengo hambre de ACB…y más de esta ACB que se nos presenta ya que estara llena de salidas, llegadas y retornos, pero sobretodo estará llena de talento.

 

Artículo escrito por Jordi Perramón Xinxola en twitter: @guguseti

Culpable de cosas como www.pivotworld9.com

del blog www.cosasdejordi.com

Corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com para el FC.Barcelona 

Creador del podcast Flagrant Foul 

Fuenlabrada 75 Barça 78: El Bar Tzokas vence pero no convence

A principio de curso, abrimos un Bar nuevo, un bar el Bar Tzokas, que quería renovar la oferta del anterior Bar, una oferta que quizás se había quedado anclada en el pasado, que aseguraba llegar a muchas cosas, pero que no llegaba a finalizar.

En el antiguo bar, con XP de jefe de cocteles, sabíamos que podíamos confiar en todo un clásico, un clásico de esos que no pasa de moda, en el Gin “Tomic” de toda la vida, un coctel que no por conocido, no sea exitoso.

Como todo buen Gin “Tomic” el antiguo hombre de los cocteles blaugrana sabía mezclar la mejor de las ginebras, con una buena tónica, así servíamos en una copa tipo balón, de cristal fino, una copa larga y estilizada, de 217, a la que surtíamos continuamente de balones.

fuente: marca.com

fuente: marca.com

La cosa era sencilla, Ginebra de calidad, por ejemplo una ginebra fiftty pounds, una tónica fever tree, un poco de limón, hielo y enebro, que traducido al juego, era un sistema de juego (la ginebra) repleta de talento, que buscaba una tónica también con sabor y talento (Tomic), y la rodeaba de gente, que se movía y generaba a su alrededor, gente que eran el hielo, el limón y el enebro, y que hacían el juego reconocible, clásico si queréis, pero igual de efectivo que un buen gin tonic clásico, ese era el gin “Tomic” blaugrana.

A eso unía otros combinados, que hacían que el juego del equipo, fuera reconocible, clásico, si, reconocible también, y la verdad siempre se veía un juego en que los licores de alta graduación, se veían resaltados por los elementos que componían el coctel, elementos todos ellos, de la máxima calidad, eso sí, lejos de inventos, lejos de momentos arriesgados, y apostando siempre por el clásico reconocido, y sin salirse de un, muchas veces, excesivo rigurosísimo en la carta de cocteles.

Con el cambio de coctelero jefe, se han mantenido esos licores de alta gama, incluso se ha traído un licor de alta graduación, un sake que si bien no viene de Japón, si lo hace de Estados Unidos, y que es un licor que se obtienen de la fermentación del arroz, del “Rice”, todo ello sazonado con diferentes componentes nuevos, como un vodka finlandés, o un licor café valenciano.

Nadie discute que lo que había, lo que se ha traído a la barra del Bar Tzokas, sea de máxima calidad, es indiscutible, pero, parece que lo básico, lo que se mezcla con ese vodka, ese gin tonic, o ese combinado, ha perdido presencia.

Ha perdido presencia porque parece que ese ron con cola, ese  magnífico Matusalem 23,  ese Brugal Aniversario, ese Pampero Aniversario que aportan talento, que aportan sabor y graduación a la mezcla, se diluyen no en la mejor de las coca colas, sino que lo hacen en casera kola, o una cola de esas de marca blanca de cualquiera de los súper de bajo coste que existen en nuestras calles.

Bartzokas sigue teniendo los alcoholes de calidad, pero mientras antes, se potenciaban con una cola (defensa) de alta potencia, ahora quedan diluidos y endulzados en colas con mucho azúcar, pero nulo sabor, ya que la actual defensa blaugrana, ha pasado de ejemplar, a ser un coladero.

fuente: marca.com

fuente: marca.com

Hoy contra Fuenlabrada hemos tenido otro claro ejemplo de esa dilución en colas de mala calidad, pero que se ha salvado gracias a la calidad que atesoran los licores de la barra blaugrana.

Contra Montakit Fuenlabrada se ha vuelto a ver a un Barça flojo atrás, y que en ataque, tira más de talento individual, que no de juego colectivo, algo que ha acabado desquiciando al propio Bartzokas, que ha acabado el partido antes de hora ya que ha recibido 2 técnicas y ha acabado expulsado.

Los blaugranas se han encontrado un rival, que venía herido tras la dolorosa derrota por 51 puntos ante el Herbalife, y ese dolor lo han traducido en agresividad defensiva, y ofensiva.

Así de salida los de naranja sumaban de 3 entres, con triples de O’Leary y Hakanson y sumaban un 6-0 de parcial, el Barça estaba disperso, cansado (esta semana 3 partidos, además de ir aumentando la lista de lesionados de gravedad, (ribas rotura de tendón de Aquiles en Belgrado), y eso si recuperando poco a poco a alguno de los lesionados, como el caso de Koponen que ya dispuso de minutos ante Brose, pero al que aun se ve fuera de ritmo y onda (algo totalmente normal y lógico y habrá que darle un mes para que se ponga a tono físico))

fuente: Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals

fuente: Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals

El primer cuarto acababa con 20 – 18 para los de Cuspinera, pero a la salida del segundo, uno de los licores blaugranas, el ouzo, Perperoglou decidió dar su aporte de talento individual, sumando 12 puntos en este cuarto, y ayudando a su equipo a conseguir un buen parcial de 19- 27, un parcial que dejaba el marcador a la media parte 39 – 45.

Lo cierto es que esta fase fue peculiar, con técnicas para Rice y Bartzokas, todas ellas por protestar.

El tercer cuarto ha sido el peor, con diferencia, 18 – 12 de parcial, con el Barça diluido en una cola de supermercado low cost, y además una cola a temperatura ambiente, es decir, imbebible, infumable, y aburrida.

El Fuenlabrada gracias a un motivado Diagne y al esfuerzo ofensivo de Hakanson y Smits le complicaban la vida al Barça, un Barça que empataba el partido a 57 con un triple de Vezenkov.

Quedaba el último cuarto, y el partido está empatado, las diferencias eran pequeñas, pero fuenla estaba arriba,  gracias a que Diagne se hacía grande cerca del aro,  y Popovic sumaba desde fuera, llevando el marcador a un 66 – 62.

Bartzokas estaba nervioso, y protestón, y eso le costó una segunda técnica, y por tanto la expulsión, dejando el equipo en manos de su segundo, Nikos Papas.

Pero cuando más complicado parecía, el equipo saco los mejores licores, los más fuertes y más sabrosos, quizás no las primeras marcas, pero si licores de calidad.

Faltaban menos de dos minutos y medio y el talento de los licores blaugranas hacia efecto, se olvidaba de la cola low cost, y ponía coca cola de verdad, bien fría, y con una mejora defensiva, y con el talento de Oleson, Perperoglou y Vezenkov daba un zarpazo y ponía distancia en el marcador, 66 – 73, un resultado que se ampliaría hasta un 68 – 78 que parecía definitivo.

fuente: mundodeportivo,com

fuente: mundodeportivo,com

Pero minuto de Cuspinera y los locales que se dejaban el alma, eso sí, nadando para acabar muriendo en la orilla, y dejando el resultado final en un 75 – 78.

La verdad es que el partido de hoy, tiene poco a destacar por parte blaugrana, o como mínimo lo que hay que destacar son más bien actores a priori secundarios, como Oleson y Perperoglou que han acabado con 19 de valoración cada uno.

Pero sobre todo hay que destacar a un jugador que un servidor, ha defendido desde el día que llego al Barça, un jugador que siempre he dicho, que ha de jugar mucho mas, y ese es Vezenkov, que se ha ido a 13 puntos, 8 rebotes, 1 asistencia, 4 robos y 21 de valoración que le han convertido en el mejor del partido, el búlgaro no se ha diluido en esa cola low cost, y ha sido el trago que se toma solo, seco, en un buen tequila, de esos que se toma de golpe, y cada uno de sus 13 puntos han sido como un chupito de tequila, con su sal y su limón.

Por parte de Fuenlabrada, el mejor ha sido Moussa Diagne, ultra motivado, que ha acabado 14 puntos, 7 rebotes, 1 asistencias, 1 robo, que ha forzado 8 faltas a sus rivales y ha acabado con 20 de valoración, en ataque ha recibido la ayuda de Iván Paunic que ha sumado 18 puntos y de Popovic con 13.

La verdad a mí de momento el juego de mi equipo, del Barça, a día de hoy, me aburre, me aburre y además me desespera, porque no se ver a que quiere jugar, como quiere jugar, no se ver donde quiere ir a parar Bartzokas, si es cierto que se ven algunas mínimas cosas, como una mejora de la circulación de balón, que en ocasiones es bastante buena, pero no se ver que quiere potenciar.

fuente; sport.es

fuente; sport.es

Tomic a ratos es pieza básica, a ratos es un comparsa, o directamente, desaparece del campo y acaba olvidado en un ataque de Alzheimer de Bartzokas en el fondo del banquillo, en ataque dependemos del día que tenga Rice, y hoy no ha sido el mejor día de Rice.

Bartzokas en su descargo, tiene como excusa, que ha sufrido una cantidad de bajas, impensable, Koponen, Doellman, Navarro, Ribas, una cantidad de bajas brutal en muy poco tiempo, y sin duda eso ha hecho que el equipo tenga dificultades para asimilar sistemas, formas de juego.

Pero pese a tener esa excusa, el juego exhibido no hoy, sino en casi todos los partidos jugados hasta ahora, es anodino, aburrido, un juego sin alma, y en ocasiones, sin sentido, un juego que lo salva el inmenso talento ofensivo que tiene el equipo, pero el problema es que ahora mismo, el talento salva al equipo, pero no está puesto al servicio del equipo, el talento debería estar al servicio del equipo, y no al revés (o eso opino yo).

fuente: vavel.com

fuente: vavel.com

Pero mientras no mejore el juego, mientras no mejoremos en defensa, y no pongamos el talento al servicio del equipo, mientras no juguemos en ataque y en defensa, como un equipo, las pasaremos canutas, y lo cierto es que el próximo compromiso ACB es tremendo, porque el Madrid de Laso, visita el Palau, y si se juega como hasta ahora, habrá pocas posibilidades ya no digo de ganar, simplemente de competir.

De momento, el Bar Tzokas, no consigue enganchar, no se esta convirtiendo en ese local de moda al que todos quieren ir, y solo consigue atraer a los incondicionales del local, pero lo cierto, es que a algunos el juego de este Barça, nos aburre y se nos hace pesado, ojala pronto Bartzokas de con la tecla, y anime el juego del equipo,porque de momento, no estamos disfrutando con la forma de jugar del Barça

75 – MONTAKIT FUENLABRADA: Popovic 13, O’Leary 3, Hakanson 8, Diagné 14, Paunic 18, Llorca 4, Cruz 8, Smits 5, González 2, Rey.

78 – FC BARCELONA: Rice 10, Claver, Oleson 11, Perperoglou 17, Dorsey 4, Vezenkov 13, Peno, Eriksson 5, Koponen 6.

 

Artículo escrito por Jordi Perramón Xinxola en twitter: @guguseti

 Culpable de cosas como www.pivotworld9.com

del blog www.cosasdejordi.com

Corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com para el FC.Barcelona y mienbro del equipo de Pasos de Salida, programa de Radio que emitimos cada domingo de 21:00 a 22:00.

Creador del podcast Flagrant Fou

El sueño eterno

No es la victoria, es el esfuerzo. Montakit Fuenlabrada cayó ante el FC Barcelona Lassa (68 – 84), pero redondeando su temporada de ensueño al recuperar sus señas de identidad [Foto portada: Alba Pacheco / EnCancha.com]

El sueño eterno
Theobald Philips

“Dormías sencillamente el sueño eterno sin que te importara la manera cruel que tuviste de morir”
(Raymond Chandler – El sueño eterno)

Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com

Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com

Las nubes cabalgaban sobre Greece Boulevard haciendo que los pálidos rayos de un mortecino sol de primavera, mientras unas dispersas gotas de lluvia ensuciaban los parabrisas de los coches, encendiesen y apagasen intermitentemente la imponente mole del centro comercial. Envuelto por la extraña algarabía de gritos y bombos que salía de las empinadas laderas que rodeaban, formando un cráter, la iluminada fábrica de sueños donde tantas glorias y alegrías había vivido, con ojos muy abiertos de parpadeo esporádico, el detective paseaba nerviosamente su estridente gabardina naranja, arriba y abajo, intentando resolver de forma satisfactoria aquel difícil caso que el azar había puesto en sus manos.

Desde que su orondo cliente y el atildado ex policía que le servía de ayudante le hubieran encargado sorpresivamente la investigación, había seguido las pistas con denuedo y esfuerzo hasta conseguir reunir suficientes pruebas como para atrapar definitivamente al que, desde un primer momento, su avezado olfato de sabueso había identificado como sospechoso principal. Y el caso habría terminado allí, entre parabienes de todo el mundo por la captura si, una noche, mientras disfrutaba del fruto de su trabajo tomando una copa a orillas del Atlántico, no hubiera descubierto que detrás había algo que no podía imaginar, que el criminal al que realmente debía cazar era de más altos vuelos, tantos que parecían sobrepasar con mucho el tamaño de su pequeña agencia. A partir de ese instante se había empleado afanosamente en seguir las huellas del esquivo objetivo hasta que, cuando ya parecía estar a punto de encarcelarle, cansado mental y físicamente, había perdido completamente el rastro en sus últimas pesquisas. Y justo cuando el dulzor del éxito inicial amenazaba con amargarse con el fracaso postrero, un soplo que, a última hora, le dio un confidente que ejercía de sastre en Zaragoza, volvió a dar al detective la oportunidad de cumplir su sueño.

Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com

Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com

Intentando dar carpetazo al asunto entró al bar, arrastrando los pies como si todavía le durase la resaca de la paliza que se había llevado en su primer viaje a aquella inhóspita tierra donde todo era ganar o morir, viendo contestadas sus primeras preguntas por un despiadado sicario checo con cara de niño y cejas de gnomo de los bosques que le cerró el paso con contundentes evasivas que dejaban a las claras que, a aquellas alturas, los curiosos no eran bien recibidos. Cualquier otro hubiera desistido pero el detective, echando mano de sus gastadas agallas, no se dejó amilanar y, recordando otra vez los buenos tiempos de lucha en las calles, armado con aquel pequeño revólver que había comprado en Croacia arrinconó por sorpresa a los posibles testigos tratando de sacarles a golpes toda la información que pudo. Pero aunque en aquella lucha entre el ratón y el gato la sirena del puerto rompió la medianoche sin que el detective hubiera perdido el equilibrio, la investigación no pudo ir más allá. Al día siguiente, los periódicos gritaron en titulares que en el malecón había sido encontrado un cadáver acribillado a balazos, con los ojos muy abiertos y una estridente gabardina naranja, apuntando las sospechas de la policía hacia un conocido pistolero de origen checo que, con un elegante abrigo de ante sobre los hombros, había sido visto en los alrededores.

Las evidentes muestras de lucha que había en el escenario del crimen dejaban bien patente que el detective había presentado batalla hasta el final. Y la sonrisa que tenía el cuerpo inerte contaba que, volviendo a ser él mismo, muriendo como había vivido, había logrado cumplir su sueño. El sueño eterno.

…y uno para todos

Esfuerzo solidario del Montakit Fuenlabrada para reivindicarse (105 – 85) frente a un desangelado CAI Zaragoza incapaz de mantener el tipo [Foto portada: Alba Pacheco / EnCancha.com]

(Foto: Alba Pacheco /  EnCancha.com)

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

Poco hacía augurar, cuando Ivan Paunic se ahogaba entre los interminables centímetros de Robin Benzing, cuando las poderosas piernas de Tomás Bellas volvían intrascendente a Ricardo Úriz impidiéndole hasta subir el balón, cuando se fallaban inexplicablemente los dos únicos contraataques que permitiron los rojillos y la mirilla telescópica de Joan Sastre clavaba con dos triples prácticamente consecutivos el 17 – 21 con el que se cerró el primer cuarto, que la lluviosa mañana fuese a terminar en soleada victoria para los pupilos de Jota Cuspinera. El CAI Zaragoza de Andreu Casadevall daba la sensación de dominar totalmente el ritmo de partido, no dejando al Montakit ser “el Fuenla”, que sobrevivía, con solo cuatro puntos de desventaja en el luminoso pero un clarificador 14 – 29 en la valoración, a base de algún destello puntual de David Wear o Álex Urtasun.

Se abría el cielo fuera del Fernando Martín y, dentro, Kravtsov hacía con sus largos brazos inútiles los esfuerzos del renqueante Jonatan Tabu por cambiar el signo de la contienda. Las sensaciones seguían siendo rojas, y los réditos que no podían conseguir en la zona los visitantes los sacaban, punto a punto, de la agresividad mal entendida de sus rivales. En ese momento (minuto 13′, 25 – 29), un semilesionado Rolands Smits y el hombre para todo, Oliver Stevic, entraron al campo para ayudar al chocolate belga, sostén de su equipo, a recordar a los suyos cual es el credo que les ha llevado hasta su privilegiada posición. Las ayudas defensivas con recuperación inmediata hicieron su aparición y, en ataque, el fontanero serbio explotó a más no poder la vía de agua del bloqueo y continuación, liberando espacio para las muñecas de sus compañeros. Algo había cambiado y, aunque los tiros libres permitían a CAI mantenerse en el partido (49 – 46), el vuelco dado en la valoración (37 – 26 en el segundo cuarto) hacían ver que teníamos partido nuevo.

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

En el inicio del tercer cuarto Josip Sobin tomó la antorcha del Fuenlabrada e inmediatamente después, cuando Jelovac y Benzing intentaron darle respuesta desde el 6,75, fue Marko Popovic el que se sumó a la fiesta con cinco puntos consecutivos que obligaron a Andreu Casadevall a parar el reloj (63 – 54). Sí, el relevo pasaba de una mano a otra en el equipo madrileño y, cuando los rojillos lograban contrarrestar al hombre que se encontraba en racha, aparecía otro con el que no contaban. El último destacado del tercer periodo fue el letón Smits, creyente de todo corazón que tras fallar un triple liberado no dudó en tirarse otro la jugada siguiente, embocándolo, cerrando su dolorida participación con los defensores caístas, brazos abajo, mirando cual convidados de piedra como Rolands bailaba en la zona.

Zaragoza intentó volver al partido a través del rebote ofensivo, con Kravtsov y Benzing destacados en la faena, y, sobre todo, con un Sergi García que fue capaz de encontrar el temple que ni Tomás Bellas ni Sek Henry habían conseguido dar a los suyos. Los 14 de diferencia del tercer cuarto (76 – 62) se convieron en apenas nueve (83 – 74) en las manos del joven pero, galones mandan, su entrenador lo sacó de pista para jugársela, sin suerte, con su base titular (19 – 9 fue el parcial con Bellas en pista hasta el bocinazo final). En Fuenlabrada no se descompusieron, haciendo que la defensa siguiese funcionando, que el balón circulase fluido, y que se rebotease todo lo fallado. En su particular carrera de relevos, Álex Urtasun primero e Ivan Paunic, liberado al fin, después, restituyeron la diferencia (91 – 78) y dejaron el partido para que lo rematase el insaciable hambre de Marko Popovic que, con un triple imposible con el defensor encima, sentenció el 105 – 85 final.

Ciento cinco puntos conseguidos uno para todos, y todos para uno.

Lógica implacable

En un festival de puntos (97 – 108), tras acallar el OAKA Laboral Kutxa Baskonia silenció también el Fernando Martín [Foto portada: Alba Pacheco / EnCancha.com]

Lógica implacable
Theobald Philips

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com) El cerebro y el puño del Baskonia ¿Quién es quién?

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)
El cerebro y el puño del Baskonia ¿Quién es quién?

Hay una escena de la vieja comedia “Amor al primer mordisco” en la que, en un lujoso restaurante neoyorquino, el joven Van Helsing interrumpe la cena del conde Drácula con la protagonista femenina descerrajándole tres balazos en el pecho, sin que los mismos le causen el más mínimo daño. Ante el asombro y desconsuelo del descendiente del caza vampiros, el extrañamente bronceado no-muerto le espeta, con una lógica implacable, algo así como “¿Balas de plata? Eso es para los hombres lobo”. Una escena similar le aconteció el domingo al Montakit Fuenlabrada, que vistió su verde kriptonita para vencer a Superman encontrándose con que, en vez del superhéroe de la “S” en el pecho, al Fernando Martín acudió un increíble Hulk a quien el mineral verde no afecta, y que no dió prácticamente oportunidad a que los sueños fuenlabreños despegaran del suelo.

Y es que frente a un equipo de Final Four solo quedaba soñar, soñar es ir contra la lógica, y la lógica a la larga es implacable. La lógica de un equipo como el vitoriano que, jornada a jornada, ha venido cimentando el movedizo suelo de duda sobre el que comenzó la temporada, levantando a pesar de las circunstancias adversas que ha atravesado un auténtico rascacielos de juego que le ha llevado hasta Berlín mientras que los ociosos incrédulos, como el que escribe, apoyados en la valla de la obra esperaban que de un momento a otro el edificio se derrumbase. Un Baskonia capaz de pasar del solo de guitarra como único argumento, con Adams encestando 25 de sus primeros 30 puntos (y haciendo 29 de los 39 globales de valoración), a un coro afinado y compacto en el que todos los que jugaban aportaban lo suyo, permitiendo al pequeño Darius recuperar en los tres cuartos siguientes su dimensión humana.

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com) Pintura y fontanería

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)
Pintura y fontanería

Mucho tenía que pelear el Fuenlabrada para mantenerse al nivel del trasatlántico alavés y, aunque no bajó los brazos en casi ningún momento, no consiguió que esa lucha se desarrollara en los terrenos donde debía haberla llevado: atrás. De hecho, solo cuando en el segundo cuarto la entrada de Úriz y Stevic desatascó momentáneamente la circulación propia y puso brazos en las ruedas de la ajena, lograron los de Cuspinera estar en el partido (51 – 53, minuto 19). El resto del tiempo, los verdes fiaron su suerte únicamente a lo que pudieran conseguir con su tiro, y es bien sabido que exclusivamente del porcentaje solo pueden vivir los bancos. Saski Baskonia, un Fuenlabrada más alto, más fuerte y más rápido, aceptó el reto de jugársela a meter, sabedor de que solo tenían que esperar a que, en el intercambio de canastas, sus piernas se impusieran y la falta de resuello acabara trabando las muñecas locales.

Según avanzaba el reloj, poco a poco, orbitando alrededor de un Bourousis del que nadie habla pero que rompió el partido con dos triples consecutivos mediado el tercer cuarto (para terminar con 11 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 26 de valoración), los de Perasovic dejaron el partido visto para sentencia faltando aun 10 minutos por jugarse (75 – 89). Sí, en el último cuarto se demostró que la lógica de las montañas es más fuerte que la fe y, por mucho que los fuenlabreños creyeron, los vitorianos no terminaron de moverse. Lo único que se consiguió, con Marko Popovic poniendo en evidencia con 45 de valoración la lógica de la norma sobre elección del MVP de la Jornada, es que el marcador se maquillara hasta el honroso (y justo, por el derroche de esfuerzo) 97 – 108 final.

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com) ¿Alguien ha visto mi MVP?

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)
¿Alguien ha visto mi MVP?

Toca ahora a los dos contendientes, cada uno en su guerra, demostrar que la lógica no siempre se impone. Laboral Kutxa añadiendo un peldaño más, el de Fenerbahçe, a su escalera hacia el cielo; Montakit Fuenlabrada, colándose por (cada vez menos) sorpresa en la exclusiva fiesta de los playoff.

@TheobaldPhilips

Decepcionante revelación.

Los hombres de negro se reivindican de cara a entrar en play-off ante un Fuenlabrada que mostró su versión más mediocre.

Se esperaba mucho más del equipo revelación de lo que va de temporada pero no llego el Fuenlabrada a mostrar las razones que le han llevado a ocupar la sexta plaza por delante de equipos punteros como Unicaja o el propio Bilbao Basket.

El equipo madrileño se perdió ante la defensa local con un ataque espeso, malos pases y un nulo juego interior. La acumulación de faltas de una de sus estrellas, el belga Tabu, supuso una losa demasiado pesada para un equipo basado casi en exclusiva en sus tres exteriores. (Popovic, Paunic y el propio Tabu)

Los hombres de negro, dirigidos con mano firme por Raül López, quien desde que anunció su retirada parece vivir y disfrutar de su última juventud, mostraron un juego interior-exterior mucho más equilibrado. El mal partido de jugadores clave como Hannah o Bertans no supuso un problema a los locales, cuyos pivots superaron ampliamente al de los visitens.

Con la presión añadida por la incorporación del ídolo local, Marko Todorovic, fueron Bodris y Hervelle los que lideraron al equipo a una victoria que en ningún momento corrió peligro. Todorovic volvió a debutar mostrando su talento en apenas unos minutos y su influjo hizo que hasta el otro Todorovic, Dejan, jugase sus mejores minutos de la temporada.

Reflexión de la semana. Con la llegada de Marko Todorovic, ¿Quién será el principal sacrificado? Nuestra apuesta personal es Alex Suarez, cuyo año es muy decepcionante.

En los visitantes, solo la aparición de Popovic, duda hasta el último minuto, permitió al Fuenlabrada lavar su imagen y darle un poco de vida a un partido que para el último cuarto ya estaba prácticamente decidido.

Victoria y average clave para el Bilbao Basket, donde muchos jugadores de rotación como Begic, Bogris o Dejan Todorovic aprovecharon para reivindicar su sitio.

Sorprendente MVP para Bogris, que con su lucha y sin hacer mucho ruido, rompió el partido e impuso su ley en la pintura.

86 – Dominion Bilbao Basket (21+22+17+26): Hannah (14), Dejan Todorovic (8), Mumbrú (7), Hervelle (13) y Begic (10) -cinco inicial- Raúl López (11), Bertans (2), Ruoff (3), Bogris (16), Alex Suárez y Marko Todorovic (2).

71 – Montakit Fuenlabrada (15+15+18+23)
: Tabu (14), Llorca, Paunic (11), Wear (2) y Sobin (2) -cinco inicial- Uriz (5), Popovic (8), Urtasun (11), Scott (4), Smits (2), González (8) y Stevic (4).

Espejo del alma

Caras que son espejo del alma cuando, tras 39’59”, el balón gira sobre sí mismo dispuesto a dictar sentencia. El veredicto (80 – 81), favoreció a la Penya [Foto portada: Emilio Cobos / Baloncesto Fuenlabrada]

Espejo del alma
Theobald Philips

(Foto: Emilio Cobos / Baloncesto Fuenlabrada) La cara es el espejo del alma

(Foto: Emilio Cobos / Baloncesto Fuenlabrada)
La cara es el espejo del alma

No sonó Raphael, pero la gente salió contenta del Fernando Martín. Ni un pito, al revés, grandes aplausos al equipo y, sobre todo, a uno de los nuevos, el Álex Llorca de las fotos que ilustran la cabecera de este artículo, que tras un gran partido aportando intangibles desde una posición que no es la suya (10 de valoración con solo 2 puntos anotados, el 3º de su equipo), falló el tiro decisivo. La cara es el espejo del alma, y el alma de la grada es agradecer el esfuerzo supremo que habían realizado los suyos, remontando en la segunda mitad del último cuarto una desventaja de 13 puntos. En esta cancha se perdona la derrota, no el abandono.

Por contraste probablemente con ese ambiente de alegre resignación que destilaban los bancos naranja-azulados, a este humilde escribidor le sorprendió mucho la cara de Jota cuando compareció en sala de prensa. Objetivo como siempre en el análisis, con la claridad de buen profesor que suele exhibir en sus explicaciones, marcó los fallos cometidos pero sin olvidar destacar los aciertos, balanceando el karma de lo negativo con lo positivo. Pero sus ojos no parecían seguir sus palabras, y una cierta rigidez en la mandíbula le daba un aire de austeridad, de estarse conteniendo, al que no nos tiene acostumbrados. La cara es el espejo del alma y, por primera vez en esta temporada, la sensación era que el entrenador del Montakit Fuenlabrada no estaba contento en absoluto. Leyendo lo que nos dijo en la nevera no-frost que en invierno alberga las ruedas de prensa, e hilándolo con lo que han sido los últimos partidos, parece que el de Getxo estaba manteniendo el tipo pero, por dentro, era como ese padre que sabe que su hijo se ha presentado a los exámenes con un apretón de estudio la noche anterior, consiguiendo una nota muy por debajo de sus posibilidades.

Y es que una vez más los naranjas hicieron un partido irregular, a remolque, olvidando en muchos tramos del mismo lo que son sus señas de identidad. En este caso es cierto que esa amnesia vino fomentada por la gran defensa verdinegra, tan agresiva en el perímetro que, por primera vez en mucho tiempo, obligó a los locales a sumar de dos de dos, en ataques estáticos, cuando ellos en posicional lo hacen sobre todo de tres en tres, dejando las canastas normales para las cabalgadas en contrataque o algún balón interior para abrir huecos a sus tiradores. De esa forma, FIATC Joventut dominó el partido desde el primer minuto, con pocas ventajas de inicio, es cierto, pero casi siempre por delante, consiguiendo un cierto colchón al final del primer cuarto (20 – 24) cuando Sàbat cambió el ritmo de simple intercambio de golpes que Demond Mallet no había conseguido romper.

(Foto: Emilio Cobos / Baloncesto Fuenlabrada) Urtasun contra todos

(Foto: Emilio Cobos / Baloncesto Fuenlabrada)
Urtasun contra todos

El problema de Fuenlabrada era de vasos comunicantes, ya que si los de Maldonado lograban desconectar el ataque, los de Cuspinera dejaban de fluir en defensa y, por esos huecos, se colaba el talento descomunal (e irregular) de Brandon Paul, que encontraba sus minutos de oro. Álex Urtasun, al estar Paunic muy desdibujado con extraños problemas para controlar el bote y superar a sus pares, intentó darle la réplica pero, como el americano iba de tres en tres y el navarro de dos en dos, las diferencias se dispararon (29 – 35). El partido no se rompió en ese momento porque la superioridad de Smits sobre Paul al poste, la fontanería de Oliver Stevic y la muñeca de David Wear volvieron a conectar el circuito: abierta la vía del aro los naranjas comenzaron también a apretar en defensa (gran tapón a dos manos de Llorca a Mallet) y de esa forma, al descanso, el marcador incluso les favorecía (45 – 42).

El camino estaba claro, porque para este Fuenlabrada no hay otro camino. Y por eso quizá la cara de Cuspinera reflejaba descontento al final del partido, porque sus pupilos no supieron verlo. Volviendo a las andadas, la defensa comenzó a dejar huecos, esta vez interiores, a los verdinegros, haciéndose Rakovic el amo de la zona con ocho puntos consecutivos que igualaban el marcador. Mientras los balones fuenlabreños entraron, todo fue bien; sustituyendo a Sobin que no había podido con la mole de Rakovic, Stevic sacó a su compatriota la cuarta falta, Wear volvía a notar desde el perímetro… Pero cuando se cerró el aro, fundamentalmente porque se perdía el balón antes de intentar siquiera el tiro, nadie conseguía recuperar atrás lo perdido delante. Renacida la estrella de Brandon Paul, Sergi Vidal remachó los golpes de su compañero ante un Montakit Fuenlabrada que, como un boxeador sonado, solo buscaba que sonara la campana que le salvara del K.O. (53 – 65).

(Foto: Emilio Cobos / Baloncesto Fuenlabrada) La chanson de Rolands

(Foto: Emilio Cobos / Baloncesto Fuenlabrada)
La chanson de Rolands

El último asalto se abrió con una ráfaga de viento letón, reivindicando Rolands Smits su sitio en la élite endosando a los visitantes un parcial de 6 – 0. FIATC Joventut no se descompuso y, entregado a la veteranía de Vidal, devolvió con creces el parcial desde la línea de tres puntos. La remontada parecía un espejismo (66 – 79), pero ese espejismo era un paisaje reconocible para el Montakit Fuenlabrada 2015/2016. Tras un tiempo muerto, los naranjas volvieron a atacar con fiereza el rebote ofensivo, Smits continuó su exhibición, el renqueante Tabu se reencontró con el acierto desde el perímetro, y Urtasun abrió huecos imposibles entre los defensores para encestar o sacar tiros libres. Conectados los vasos comunicantes la Penya, desarbolada interiormente por las faltas de Drame y Rakovic, era incapaz de encontrar huecos en el perímetro entre el bosque de manos defensoras, consiguiendo solo dos puntos en esos casi seis minutos que restaban hasta el bocinazo final. Un segundo antes del mismo, Tabu penetró y dobló el balón a un abierto Álex Llorca, que no pudo embocar el tiro decisivo (80 – 81). Quien juega con fuego a veces se quema y, por eso, la cara de Cuspinera, espejo del alma, reflejaba entre líneas la frustración que la del jugador catalán mostraba a las claras entre los brazos de Popovic.

De oficio, ganar

Un clavo saca otro clavo, lo semejante llama a lo semejante, y la victoria trae victorias. Remontando un mal partido, Montakit Fuenlabrada consiguió en la segunda prórroga asaltar el Fontes do Sar 95 – 100 [Foto portada: ACB Photo / J.Marqués]

De oficio, ganar
Theobald Philips

(Foto: ACB Photo / J.Marqués) Gran partido de Benzius... durante 37'30"

(Foto: ACB Photo / J.Marqués)
Gran partido de Benzius… durante 37’30”

Cuando año tras año sale la marmota Phil y vemos como los equipos llamados a ser alternativa en nuestro baloncesto no llegan a cristalizar la expectativa, más allá de la consabida (y fundamental, sin duda) diferencia de presupuestos, a mi mente acude la idea del oficio. Que, para los grandes, su profesión es ganar, y no solo tienen las herramientas mentales para hacerlo cuando la olla tiene más presión sino que, durante el largo camino de la temporada regular, a pesar de dejarse algunos pelos en la gatera van a la oficina a ello y, al final, están siempre en lo más alto de la clasificación porque consiguen victorias aunque jueguen mal. Y ese es el oficio que -a nivel F.P., digamos, en su liga- parece que está aprendiendo Montakit Fuenlabrada en sus partidos fuera de casa en la segunda vuelta: permitirse el “lujo” de jugar mal y volver a casa cantando “Mi gran noche”.

La puesta en escena en Santiago no pudo ser más penosa para los pupilos de Cuspinera, permitiendo a Río Natura Monbus más bandejas que en una película de Emma Thompson y/o Keira Knightley adaptando una novela victoriana. 7/8 de 2 puntos, y muchos tiros libres provocados por las tardías ayudas defensivas, fue el bagaje de los gallegos en el arranque de partido, con Caloiaro y Bendzius como verdaderos estiletes. En el ataque del equipo madrileño, sin los robos en la primera línea de defensa no pudieron verse estampidas de Ivan Paunic y, como la presión de saque de fondo y las defensas alternativas ordenadas por Moncho Fernández cortocircuitaban la circulación de balón, se sufrían muchas pérdidas. Fuenlabrada lo pasaba mal, y solo los flashes de la acertada muñeca desde más allá del 6,75 de sus dos jugadores de color le permitían estar en el partido (26 – 21). Sin Popovic, y con Urtasun extrañamente nervioso, no era una demasiado mala noticia.

La defensa era el único modo de remontar el partido, y los naranjas lo consiguieron a rachas: cuando el culo bajaba y los gallegos ya no podían servir el té en bandejas de plata y tacitas de porcelana el ataque, fundamentalmente encomendado a la estrambótica muñeca de Ernest Scott, conseguía apretar el tanteo (33 – 30, minuto 15). Pero entonces se volvía a las andadas y el juego de Obradoiro, bien dirigido por Pozas y culminado por Bendzius y Yusta, mantenía sus porcentajes en unos estratosféricos 13/15 2p y 5/10 3p. La línea de tres puntos ya no era un recurso para Fuenlabrada, sino una barrera infranqueable de manos gallegas que provocaban una circulación naranja en constante C, con tiros precipitados y sin posición, sin dibujar ni una sola M por la extraña ausencia, durante los segundos diez minutos, de las balcánicas amenazas de Sobin y Stevic en la pintura. El esfuerzo reboteador de Chema González en el tablero obradoirista, encomiable, era un fastidio pero no una amenaza.

(Foto: ACB Photo / J.Marqués) ¿Tapón de Stevic o manotazo a tablero? Moncho expulsado

(Foto: ACB Photo / J.Marqués)
¿Tapón de Stevic o manotazo a tablero? Moncho expulsado

El 47 – 39 del descanso se convirtió, en el minuto 30, en un 66 – 59 con un guión muy similar. Obradoiro no dejando correr a Fuenlabrada y ganando fácil la espalda de la pasiva defensa, y arreones de acierto de los naranjas basados en el acierto exterior de Scott y Tabu, esta vez favorecidos en su labor francotiradora por la brega de Josip Sobin en la pintura, que impedía las ayudas exteriores que los hombres altos de Río Natura Monbus habían podido prestar en los dos primeros cuartos. Pero no era suficiente, pues por los agujeros defensivos Bendzius hacía olvidar la lumbalgia de Waczynski, Haws y Brown despertaban, Pozas amargaba la vida a los bases visitantes y dominaba el ritmo, y a falta de unos dos minutos y medio para que terminara el partido el Obradoiro ganaba por un contundente 74 – 62. Sin embargo, cuando todo parecía perdido para Fuenlabrada, que ni siquiera en los tiros libres conseguía un alivio, a la salida del tiempo muerto que se vio obligado a pedir Cuspinera Ernest Scott endosó a Río Natura un 0 – 5, y las rodillas locales empezaron a temblar ligeramente. Tabu siguió una vez más la estela de su compañero y, cuando menos lo esperaban los aficionados gallegos, el luminoso por primera vez en mucho tiempo fue un espejo, mostrando un 76 a cada lado.

Se abrió el primer periodo extra, que Paunic se echó a la espalda tranquilamente con todo un repertorio de canastas que Obradoiro solo podía contestar a base de los tiros libres que la agresividad de Santi Yusta sacaba penetrando. La estrella de Bendzius se había apagado, la ubicuidad de Caloiaro ya no encontraba su lugar, Waczynski no podía, físicamente, acudir al rescate. Una corbata, más de clown que de Hermès, en el triple final de Ricardo Úriz (magnífico en estos minutos finales, con Tabu habiendo cometido la quinta), concedió a los gallegos un respiro de cinco minutos más pero, en ellos, los tiros libres del canterano madridista no fueron suficientes para contrarrestar la letal muñeca de Ivan el Terrible. Montakit Fuenlabrada, definitivamente, se apuntaba al oficio de ganar.

Página 1 de 3123