Reality bites (Bocados de realidad)

Tras una semana de celebrar ensoñaciones coperas, Montakit Fuenlabrada tuvo que comerse un bocado de realidad para, sudando tinta china, ganar al colista RETAbet.es GBC (94 – 82) [Foto portada: Alba Pacheco / EnCancha.com]

Reality bites (Bocados de realidad)
Theobald Philips

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

Es muy difícil tener los pies en el suelo cuando todo el mundo te halaga, cuando no hay equipo -por muy bueno que sea y mucho (todo) que haya ganado- que no hinque la rodilla en tu casa, cuando no hay parcial imposible en contra que no seas capaz de remontar para conseguir hacer carne la letra de una canción que nació en una grada soñadora. Es muy difícil volver a la realidad cuando se vive un sueño, pero la realidad es tozuda tortuga que te acaba alcanzando por mucho que vueles y, cuando te alcanza, muerde. Muerde como el RETAbet.es de Porfirio Fisac, que vive plantado en la realidad, casi ahogado por ella, viendo como las fechas pasan y la mejoría de su juego no termina de traducirse en paralelo ascenso en la clasificación.

Bocados de realidad que los guipuzcoanos dieron a los fuenlabreños, empeñados en gustarse en unos contra uno en ataque para resolver por su cuenta, en vez de circular el balón hasta la obtener la posición más ventajosa, en mirar solo hacia delante y no hablarse cuando tocaba cerrar el aro propio, para desesperación de un Popovic que, en sendas broncas a los suyos en una jugada de ataque y otra de defensa, les recordaba que solo la solidaridad podría volver a poner la aguja de la gramola en el disco de Raphael. Montakit Fuenlabrada, perdido en un 17% de triples, sin atacar como suele el rebote ofensivo (engañosos 4, que fueron en una misma jugada) y sin recuperar en defensa como manda su canon de trabajo, recibió en el primer cuarto un 15-19 de parcial que le bajó los humos de ser campeón de Europa para encontrarse con el mordisco cruel de la realidad de que su destino, hasta que las matemáticas no muestren y demuestren lo contrario, es luchar por la permanencia.

Despertados de su sueño, los naranjas recuperaron el orden y el concierto. Ya saben, juntar los escudos y mantener la formación, atacar a partir de su defensa. Tabu empezó la silenciosa exhibición que casi nadie ha destacado (máximo reboteador del equipo, por ejemplo) y Smits y Llorca aportaron el joven colágeno de sus rodillas para que cada vez fuera más difícil que GBC pudiera conseguir tiros fáciles. En menos de tres minutos el Fuenla endosó un 9-0 a sus rivales, la camiseta local parecía otra vez verde en vez de gris-naranja, y Fisac tuvo que pedir un tiempo muerto para no volver a la playa de La Concha con un cerro de puntos en la bolsa. No pareció surtir efecto el parón pues, con el Urtasun de casa desatado y Ricardo Úriz dando un solvente descanso a Tabu, la diferencia llegó a rondar la decena (34-25).

(Foto: alba Pacheco / EnCancha.com)

(Foto: alba Pacheco / EnCancha.com)

Pero GBC apretó los dientes y mordió fuerte. Un nuevo bocado a la realidad de Fuenlabrada, que no puede olvidar que puede ganar a cualquiera, sí, pero también perder con cualquiera. La presión defensiva de RETAbet.es, unida al despertar de Vrkic y a que la movilidad de Landry hacía más daño que la contundencia de Doblas, hizo que ambos lados del luminoso volvieran a copiarse, sin que el restablecimiento de su quinteto inicial por parte de Jota consiguiera invertir la tendencia (40-39).

Sí, la realidad se imponía a ambos equipos: estos era un duelo de poder a poder, uno de esos encuentros de “nuestra liga”, que se dice, y habría que emplearse a fondo si se quería ganar. Con Doblas percutiendo a un extrañamente ahogado Josip Sobin (solo 4’ en el primer tiempo, su primera canasta en el minuto 24 de partido), y Paunic y compañía enfrente, ensayando el tiro al blanco. Cuando a mitad del tercer cuarto nada había cambiado, cada equipo volvió a encontrarse con su realidad: Fuenlabrada, la de la concentración y la dinámica positiva, GBC la del ansia y el nerviosismo. En sendas técnicas, una a cada equipo, los de Cuspinera consiguieron un +5, ya que los visitantes no solo fallaron el tiro libre de la suya, sino que además tras el saque de banda Paunic les robó el balón y encestó una de sus cabalgadas. El 51-49 se había convertido en 56-49, que se estiró hasta un 62-51 antes de que Porfirio pudiera parar el reloj y llamar a los suyos. Del tiempo muerto volvió RETAbet.es más centrado, dejando de forzar canastas imposibles y recuperando sensaciones; solo les tembló la mano desde el tiro libre, fallando 4 en este tramo decisivo que les habría permitido terminar el cuarto empatados (65-61).

La realidad, la dura realidad, es que tocaba a ambos equipos arremangarse la camiseta sin mangas, pues aun había partido. Vrkic y Landry se empeñaron en cambiar el destino a pesar de la oposición de Urtasun y, tirando de los suyos, consiguieron igualar una vez más el marcador a 71. Pero ahí chocaron con su propio bocado de realidad, la de un equipo fuenlabreño que ha crecido este año sacando petróleo de los finales apretados. La memoria de lo que vivimos forma la realidad de lo que hacemos y eso hizo que, mientras los ojos del GBC miraban los tiros a ver si entraban, Montakit Fuenlabrada mostrase confianza en que la bola entraría, teniendo además al pequeño demonio belga para, en sorprendentes rebotes ofensivos entre gigantes, enmendar los posibles errores. Poco a poco, la realidad de la diferencia clasificatoria se tradujo en diferencia de juego y, esta, a su vez, en diferencia de puntos. Mientras los azules se perdían en pasos, faltas en ataque y alguna técnica, el estratego Popovic impuso su calidad para evitar sobresaltos y el partido, con un tiro libre llegado del futuro (Víctor Moreno), mordió la realidad de un 94-82. Otra gran noche.

Habemus copa, habemus Party…dazos

Ya esta, ya tenemos la gran fiesta del baloncesto ACB, montada, una fiesta que es cada año, tremenda, una fiesta que está llena de Party-dazos, porque eso es la copa del Rey, una gran y enorme Party, llena de Party-dazos.

Un servidor, ha tenido la suerte, de asistir a una de esas grandes fiestas, en concreto estuve en Málaga, donde disfrute de cada partido, de cada fiesta, porque insisto y me hago pesado, la Copa del Rey de Baloncesto, es una fiesta.

Una fiesta en la que 8 aficiones distintas, disfrutan de la mutua compañía, una fiesta en que las ocho aficiones, comen, ríen, beben y comparten su amor por un deporte, el baloncesto y el amor por sus colores, y lo mejor, con respeto unas por otras, y lo mejor, siempre ves gente, que va a la copa, y que su equipo…no está, porque la Copa del Rey, no es solo la fiesta de las 8 aficiones que van…es la fiesta de nuestro baloncesto.

Fuente: marca.com

Fuente: marca.com

Dicho esto, hay una cosa, que a mí, no me acaba de convencer, o que simplemente, planteamos mal, siempre se dice, que a la Copa del Rey, van los 8 primeros clasificados, y eso suele ser verdad…pero es mentira.

Personalmente creo que lo justo, seria que fueran siempre los 8 primeros, o que dejáramos de decir que van los 8 primeros, porque como me apuntaban por un foro…van los 7 primeros…y el organizador.

El problema aquí, quizás sea más de concepto que otra cosa, porque para mí, si me venden que van los 8 primeros, es que van los 8 primeros, no los 7 más el que queda decimo, pero como os digo quizá es más un tema de acepción que otra cosa.

Dicho esto, veamos quienes van  y como quedan los cuadros de la Copa del Rey, una copa donde la “casualidad” quiere que (un año más) el FC Barcelona Lassa y el Real Madrid solo puedan encontrarse en la final (por cierto no me gusta nada, que el sorteo sea con cabezas de serie…debería ser sorteo puro y duro, y que salga lo que salga).

Los ocho clasificados son Valencia Basket, Fc Barcelona Lassa, Laboral Kutxa Baskonia, Real Madrid, Herbalife Gran Canaria, Dominion Bilbao Basket, Montakit Fuenlabrada que han quedado los 7 primeros clasificados más el Rio Natura Monbus Obradoiro que entra directo como organizador.

Fuente acb.com

Fuente acb.com

Tras el sorteo, por cierto un sorteo raro, veamos, que alguien me explique que pintaban dos jugadores del ….Depor, sacando las bolas y haciendo el sorteo¿? Acaso no hay equipo de Leb Oro en La Coruña¿? Acaso no hay nadie que represente el baloncesto coruñés o al baloncesto gallego¿?, la verdad me parece una autentica cagada, y una falta de respeto al baloncesto de la ciudad que organiza la  Copa del Rey

Seguro que había mil opciones mejores que no escoger a dos jugadores de un equipo de futbol, es más, podrían haber llamado a alguna leyenda del baloncesto gallego, que haberlas, haylas, desde Fernando Romay, que es nacido en la Coruña, pasando por Manolito Aller (aunque es de Ponferrada pero hizo gran parte de su carrera en equipos gallegos), Anicet Lavodrama (nacido en Bangui Republica Centroafricana, pero otra pedazo de leyenda por tierras gallegas, y también en la ACB),  Ricardo Aldrey o jugadores aun en activo, como Fran Vázquez (Chantada, Lugo), José Angel Antelo (Noia, La Coruña), fijo que había mil opciones, mucho mejores que no los dos jugadores del Depor.

Fuente: www.`pivotworld9.com que lo ha sacado de Fuente: www.radioobradoiro.com Sin duda Lavodrama hubiera sido una perfecta mano inocente para el sorteo de la Copa del Rey

Fuente: www.`pivotworld9.com que lo ha sacado de Fuente: www.radioobradoiro.com
Sin duda Lavodrama hubiera sido una perfecta mano inocente para el sorteo de la Copa del Rey

Pero vaya ya está hecho, y el resultado del sorteo, dio un cuadro que por un lado es a mi entender, bastante más duro que por el otro, así nos encontramos que por un lado se enfrentan FC Barcelona Lassa contra Dominion Bilbao Basket (en liga jugaron en el Palau ganando los locales 66 – 57), el ganador de este partido se enfrentara al ganador del Valencia Basket – Herbalife Gran Canaria (en liga gano fácil el conjunto valenciano por 86 – 61), pero no es a priori, un partido fácil para ninguno, ya que un despiste puede hacer que los en teoría favoritos, acaben mordiendo el polvo ante sus rivales, si se cumple la lógica, Barça y Valencia, deberían jugar la semifinal, una semifinal, que sería entre el primero y segundo clasificados de la ACB, sin duda un partido digno de ver (eso sí, suponiendo que ambos superen la primera eliminatoria, algo que esta aun por ver).

fuente. rtve.es

fuente. rtve.es

Por el otro lado del cuadro, nos encontramos con dos primeros partidos a priori fáciles tanto para Real Madrid como para Laboral Kutxa, los vitorianos se enfrentaran contra el Obradoiro, equipo organizador (y que ocupa la posición número 14 en la clasificación de la ACB con 6 victorias y 11 derrotas, en liga ganaron los vitorianos por 82 – 75) y que pese a tener al publico a favor lo va a tener más que complicado para ganar, y el otro partido es un Real Madrid  Montakit Fuenlabrada, sin duda y a priori, otro partido fácil para el Real Madrid (aunque no es menos cierto que Fuenlabrada se impuso en el duelo liguero por 91 – 85), si se cumple la lógica, la semifinal seria un partido difícil, ya que un Real Madrid Laboral Kutxa Baskonia siempre es difícil para ambos, difícil, y bonito.

Si miramos objetivamente, coincidiremos que hay un lado del cuadro, más fuertecillo que el otro, ya que el potencial de Bilbao, y Gran Canaria, es, al menos teóricamente, superior al de Fuenlabrada y Obradoiro, y es por ese lado del cuadro, el de Bilbao y Gran Canaria, donde hay más posibilidades de que se produzca un resultado sorpresa (ojo esto no quiere decir que por el otro lado no se pueda producir, pero fijo que si miramos casas de apuestas, a  quienes dan menos posibilidades de pasar ronda son a Fuenlabrada y Obradoiro).

Fuente: sport.es

Fuente: sport.es

Por suerte, la Copa del Rey, de tanto en tanto…demasiado de tanto en tanto, nos da sorpresas, alegrías, resultados inesperados, y quien sabe, si este año, puede ser uno de ellos, pensemos que hay equipos, de los denominados grandes, que aun no están finos, pensemos que tenemos a un Valencia Basket, que está a un nivel de juego tremebundo, pensemos que Laboral Kutxa tiene ahora mismo al mejor jugador de la competición, Bourousis, que seguro estará híper motivado, y más si tiene que cruzarse por el camino con su ex – equipo, pero sobre todo pensemos que tenemos 2 equipos, que ya han ganado, y no tienen nada que perder, como son Obradoiro y Montakit Fuenlabrada, dos equipos, que a diferencia de los otros (sobre todo, Barça, Madrid y en menor medida Valencia y Baskonia) se pueden permitir el lujo de soñar, ya que no tienen nada que perder, y si todo a ganar, ojala y por el bien de nuestro baloncesto, ocurra como en el año 1996, donde un pequeño, un invitado inesperado, se llevo la Copa, el baloncesto ACB, necesita un nuevo Manresa, y hay en esta edición, 3 equipos (cuatro si queréis) que podrían serlo, Bilbao, Gran Canaria, Obradoiro y sobre todo, Fuenlabrada.

Fuente: www.espacioligaendesa.com Un momento ÉPICO, MANRESA CAMPEÓN...se repetira¿?

Fuente: www.espacioligaendesa.com
Un momento ÉPICO, MANRESA CAMPEÓN…se repetira¿?

Veremos cómo llegan a febrero los equipos, porque la Copa del Rey se celebrara del 18 al 21 de febrero, veremos si los grandes, están ya intratables (pero ojo, porque el desgaste de Madrid y FC Barcelona en un Top-16 mortal puede influirles y mucho, y en caso que no les vaya del todo bien, incluso generarles una presión extra), veremos si Valencia sigue a ese ritmo brutal que lleva o si Bou sigue siendo imparable, pero lo que si tengo claro, es que veremos una gran fiesta del baloncesto, y con ella toda una serie de Party-dazos.

Mucha suerte  todos los participantes, y un servidor, mucha envidia de todos los que puedan ir y disfrutar de la copa, de la gran party de nuestro basket, porque se, que se lo van a pasar bomba.

 

Artículo escrito por Jordi Perramón en twitter: @guguseti, podéis leer cosas de pívots en mi web, www.pivotworld9.com una web dedicada a jugadores interiores.

 

Un día nada más

Aferrado a la idea de sí mismo, Montakit Fuenlabrada batió por un día a un endeble equipo blanco (91 – 85)
[Foto portada: Amador Vicente / Baloncesto Fuenlabrada]

Un día nada más
Theobald Philips

In memoriam, loving the alien

(Foto: Amador Vicente / Baloncesto Fuenlabrada)

(Foto: Amador Vicente / Baloncesto Fuenlabrada)

So come on, come on
we’ve really got a good thing going
Well come on, well come on
If you think we’re gonna make it
You better hang on to yourself

(“Hang on to yourself”, David Bowie)

Jota Cuspinera lo tenía claro desde la misma rueda de prensa de la dolorosa derrota en Murcia: Montakit Fuenlabrada tenía que volver a ser él mismo, recuperar su solidaria condición de equipo si quería mantener la buena racha y que la grada siguiese alucinando en la fantasía lunar de llegar a la Copa. El Madrid, por su parte, se presentaba en el Fernando Martín después de una solvente faena de aliño ante el Zalgiris en la que sus pívots se habían mostrando como unos terroríficos monstruos ante una pintura no demasiado intimidante, con la consigna de seguir apuntalando la mejoría en su juego y recuperar para la causa a algunos de los integrantes de su plantilla, como el sorpresivo titular Willy Hernangómez. Juego interior hasta de los exteriores blancos (el primer tiro sin pisar la zona fue en el 6’35”), con K.C. Rivers jugando con la mano izquierda y llevando hasta el final a Marko Popovic, gracias a su superioridad física. Pero el aliento de la grada hizo que la ventaja blanca (5-10) no fuese a más; que, como en la canción, el equipo con dos tonos de verde recordara lo bien que podía hacerlo, que se aferrara a sus principios esenciales para moverse como tigres en vaselina en defensa y, alternando en ataque los balones a un Sobin que puso en evidencia al 41 madridista con un descomunal acierto desde la línea de 3, igualar el luminoso a 22 cuando sonó la primera bocina.

The return of the Thin White Duke
throwing darts
in lovers’ eyes,
The return of the Thin White Duke,
making sure white stains

(“Station to Station”, David Bowie)

Para salir del laberinto, Pablo Laso puso en pista a la columna vertebral de su equipo. Con ellos, subió la intensidad defensiva y (zona 3-2 mediante), se desconcertó a los tiradores fuenlabreños. Chacho se puso los zapatos de gala y animó a los suyos a bailar, Jaycee Carroll y Chapu Nocioni desde el 6,75 lanzaron dardos a los ojos fuenlabreños y el cada vez más imprescindible Gustavo Ayón, rompiendo los cristales una y otra vez en la zona, castigó sin piedad a un absoluto principante como Chema González. La igualdad se rompió en una abrir y cerrar de ojos y solo la efectiva tenacidad de Ricardo Úriz, con oportunos triples, hizo que la diferencia no fuese inabarcable: 7 puntos que daban la vida, 7 puntos que podían significar la muerte. Pero el inaplazable descanso del mago de La Laguna hizo que la fluidez del juego del Madrid suspirara, con Doncic el Chico Maravilla al mando, dejando de de adquirir ventajas en la transición y las canastas fáciles que de ello se deriva. Fuenlabrada, con Stevic haciendo un duro trabajo en defensa y todos los francotiradores (Llorca incluido) con la mano suelta, se dió cuenta de que el tiempo no esperaba y era el momento de ponerse las pilas (47 – 49)

Time and again I tell myself
I’ll stay clean tonight
But the little green wheels are following me
Oh, no, not again

(“Ashes to ashes”, David Bowie)

El tercer cuarto empezó con Josip Sobin dominando a un Ndour que había adelantado a Hernangómez en la rotación. El croata con sus ganchos derretía desde dentro el muñeco de nieve de los pívots blancos (los primeros puntos de Reyes, en el minuto 25′) mientras, desde fuera, los triples de David Wear y Marko Popovic y la intensidad penetradora de Ivan Paunic, apagaban con gasolina el fuego de la crisis de juego madridista. Las tornas se habían vuelto y Pablo Laso veía que su equipo volvía a viejos tics como descentrarse en protestas arbitrales, con técnica a Carroll incluida, y que la intensidad de la pequeña maquinaria verde le perseguía, echando cenizas sobre cenizas en forma de pérdidas de balón (hasta 10 en este cuarto, para 20 totales). Los rebeldes fuenlabreños, aupados por su público (toda la gente anónima, todo el que es alguien era necesario para ello) ganaban al campeón de Europa 68 – 62.

You love bands when they’re playing hard
You want more and you want it fast

(“Rebel rebel”, David Bowie)

En el último cuarto a los locales les tocaba apretar los dientes, pues el Real Madrid tiró del hormigón armado de Nocioni y Jonas Maciulis, logrando que el acercamiento ocurriera en el exterior, al haber olvidado el equipo inexplicablemente a un Ayón que había dominado el juego mientras estuvo en cancha, y la ventaja interior de K.C. Rivers sobre Popovic que tan buenos resultados les había dado en en el inicio. Bastó un balón en este sentido al zurdo de Charlotte para que Jota hiciera un c-c-c-c-cambio, dejando que fuera Paunic quien igualara la lucha al poste. Sobreponiéndose al cansancio y al hecho de que el Madrid lograra adelantarse en el marcador, Fuenlabrada siguió queriendo más, y más fuerte, sin bajar los brazos, los chicos siguieron trabajando consiguiendo importantes rebotes ofensivos que solventaron los fallos. En una entrada a 14″ del final, Popovic lanzó una llamada de socorro en forma de pase a un hasta entonces desacertado Álex Urtasun, que dió agua a los suyos embocando un triple que a la postre resultó definitivo (86 – 85).

Tras el oportuno tiempo muerto visitante, en el subsiguiente saque de banda el inmutable Rivers, agobiado por la actividad defensiva que hacía correr el tiempo, perdió los nervios (y la posesión) haciendo al árbitro el gesto de pedir tiempo muerto. Al Madrid, que para entonces ni siquiera había llegado a bonus, le encontró la muerte en la niebla de las faltas y tiros libres que siguieron hasta el heroico 91 – 85 final. En Fuenlabrada fueron héroes, un día nada más.

We can beat them, for ever and ever
Oh we can be Heroes,
just for one day

(“Heroes”, David Bowie”)

Ficha técnica, ruedas de prensa y una crónica de verdad 😉 por @ezequieldcosta en Área 18

Estadística Oficial ACB

Playlist (canciones de David Bowie escondidas en el texto, por orden de aparición):

1. “Loving the alien”.
2. “Moonage Daydream”.
3. “Scary Monsters”.
4. “Ziggy Stardust”.
5. “Hang on to yourself”.
6. “Underground”.
7. “Let’s Dance”.
8. “Station to station”.
9. “Breaking glass”.
10. “Absolute beginners”.
11. “Seven”.
12. “Aladdin Sane”.
13. “Time”.
14. “This is not America”.
15. “Cat people (putting out fire)”.
16. “Ashes to ashes”.
17. “Five years”.
18. “Outside”.
19. “Changes”.
20. “Rebel, rebel”.
21. “Boys keep swinging”.
22. “Glass spider”.
23. “Diamond dogs”.
24. “Heroes”.
Bonus track (homenaje adicional):
25. “Héroes”, Parálisis Permanente.

Thrilla in Fuenla

Combate de poder a poder entre Montakit Fuenlabrada y Río Natura Monbus Obradoiro, que acabó resolviéndose a los puntos prácticamente sobre la campana [Foto portada: Alba Pacheco / EnCancha.com]

Thrilla in Fuenla
Theobald Philips

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

Buenas noches, señoras y señores, y bienvenidos al Polideportivo Fernando Martín para presenciar este sensacional combate de media tabla en el que puede estar en juego un billete para A Coruña este próximo mes de febrero…

¡A la derecha, con camiseta y calzón naranja, un balance de 4 victorias y 6 derrotas, el campeón local, Montakiiiiit Fuenlabradaaaa! ¡Y a la izquierda, camiseta y calzón blanco y balance de 5/5, el León del SAR, Río Natura Mooonbus!

Suena el gong y el púgil gallego sale en tromba, con un fulgurante ataque que descompone al madrileño; uno, dos, tres, hasta siete golpes seguidos recibe éste sin poder responder, mientras su entrenador se desgañita en el rincón para que levante los brazos y no deje los costados al descubierto. Las instrucciones parecen surtir efecto, ya que a pesar de que el ataque no cesa, el fuenlabreño logra recomponer su guardia y que los puñetazos de Obradoiro, ya sean directos desde la larga distancia o ganchos desde la corta, no hagan tanto daño. Así, cuando parecía estar noqueado y que Río Natura conseguiría un fácil K.O., Fuenlabrada ha recuperado el resuello y conseguido conectar algunas series, aquí dos directos y gancho adicional, allí tres directos seguidos, que equilibran la contienda y hacen que volvamos a tener combate. Suena la campana y los boxeadores van a su rincón mientras que los jueces, indecisos, dan una leve ventaja a los puntos al León del SAR (23 – 24).

Los púgiles vuelven al centro del ring con fuerzas renovadas, convirtiendo la pelea en un toma y daca constante en la que ninguno de los dos logra una ventaja decisiva. Río Natura usa un repertorio más variado de golpes, aquí entrando en el cuerpo a cuerpo para aprovechar su mayor envergadura, allí lanzando golpes largos a la cara de su rival. Por su parte, Fuenlabrada prefiere rehuir la distancia corta, lanzar directos lejanos sin encerrarse en las cuerdas, donde el gallego tiene mayor ventaja. La igualdad es máxima, pero en el último tramo del round Fuenlabrada aprieta los dientes y mejora su guardia, hasta ahora algo descuidada, conectando varias veces, además, su famoso directo letón, que desconcierta al rival. Los golpes ahora solo van en una dirección, hasta 16 de Fuenlabrada por solo 7 de Obradoiro, que parece a punto de caer a la lona cuando la campana interrumpe la lucha con una clara ventaja para el del calzón naranja (54 – 45).

(Foto: alba Pacheco / EnCancha.com)

(Foto: alba Pacheco / EnCancha.com)

Se reanuda el combate y, tras el intercambio de golpes inicial, podemos comprobar que el descanso no ha sentado bien al púgil gallego, que pronto acusa el castigo recibido en el segundo round mostrándose incapaz de alcanzar el cuerpo de su rival más que con golpes aislados. Fuenlabrada, en cambio, no deja resquicios en su guardia y aprovecha los flancos desguarnecidos del gallego cuando intenta golpear para castigarle el hígado: crochet serbio, directo croata, uppercutt americano, hasta un swing letón final. Obradoiro ha aguantado el castigo sin tambalearse, pero como esto siga así el combate lo tiene perdido. Los jueces tienen claro que, hasta el momento, la victoria a los puntos es para el campeón local, que ha conseguido una sustancial ventaja de 14 (76 – 62).

Nada parece cambiar en el último round, Fuenlabrada sale otra vez a por su rival sin darle respiro. Obradoiro parece sonado y su entrenador, desesperado ante un golpe del rival que le ha alcanzado el mentón tras esquivar la guardia con toda facilidad, aprieta a su pupilo para que no se descuide. No será un combate de K.O., definitivamente, pues el León del SAR sabe que con el castigo recibido solo le queda apretar los dientes, trabar el combate y conseguir frenar el vendaval fuenlabreño. Parece que lo consigue, pues Montakit pierde fuelle y sus puñetazos, cada vez con más frecuencia, solo alcanzan el aire, mientras el púgil gallego, poco a poco, va conectando el costado de su rival con golpes cortos, uno, uno, uno, uno, hasta cortarle la respiración. Quedan pocos segundos para que termine el combate y Río Natura ha conseguido equilibrar la puntuación, pero Fuenlabrada no se rinde y, aprovechando un error en la guardia de su contrincante (que el entrenador local sugirió que fue un golpe bajo que el árbitro debió penalizar), conectó un par de ganchos finales desde el 4,60 que sentenciaron la victoria a los puntos (90 – 85). Un combate electrizante, el que hemos vivido. Auténtico “thrilla in Fuenla”…

No es lo mismo

A pesar de todos los esfuerzos del Montakit Fuenlabrada, Valencia Basket impuso la ley del más fuerte (100 – 84) [Foto Portada: EFE / As.com]

No es lo mismo
Theobald Philips

(Foto Miguel Ángel Polo / ACB Photo)

(Foto Miguel Ángel Polo / ACB Photo)

No es lo mismo plantillón que equipazo, aunque viendo jugar al Valencia Basket sea imposible discernir la diferencia. No es lo mismo, no, ya que plantillón sería mirar los nombres de los jugadores taronja, incluyendo a los Sato y Trías que no llegaron a disputar ni un minuto, y equipazo es lo que esos hombres hacen en la cancha, donde el maestro relojero Pedro Martínez engarza piezas de oro de muchos kilates, muchas piezas y muchos kilates, en un mecanismo que, con la precisión de un metrónomo, lo mismo te machaca atacando que defendiendo, en la pintura que desde el perímetro, corriendo que en estático. Tampoco es lo mismo una derrota que un partido perdido, y bien puede atestiguarlo Montakit Fuenlabrada que, en los últimos años, se había abonado a jugar contra los grandes liberado de la presión que atenazaba sus miembros, pero sin que esas exhibiciones le sirvieran para salir de la crisis. No, no es lo mismo, y ahora el equipo del sur de Madrid puede caer derrotado, sí, pero sin que se trate de partidos perdidos, ya que los mismos sirven para afianzar la idea de equipo de su cuerpo técnico; pregunten, si no, al Bilbao Basket, pregúntenle si fue un partido perdido para Fuenlabrada el del Barcelona…

Y ambos equipos decidieron revindicar su “no es lo mismo” en el partido inaugural (en pruebas) de la cobertura televisiva 100% de nuestra Liga Endesa, los valencianos con una salida fulgurante haciendo llover puntos con el premiado Justin Hamilton de estilete, y los madrileños dejándose la piel a base de una defensa coral y agresiva que les permitió correr y, a la postre, conseguir algunos puntos fáciles que alejaron la amenaza de ruptura de partido al sonar la primera bocina (27 – 22). En la reanudación, vimos que tampoco es lo mismo un extra pass que circular bien el balón y, así, por mucho que los jugadores del Montakit intentaron no dejar huecos libres como si les fuese la vida en ello, Valencia podía permitirse abrir el campo encontrando liberado allí donde a los defensores les era más difícil recuperar, normalmente los 45 grados del arco de 6,75, a ese Pepe Viyuela de los triples que atiende al nombre de John Shurna o, en su defecto, hacer caja con el peaje del bloqueo y continuación central. Ante el vendaval taronja, solo la apoteosis de Marko Popovic desde el triple, 5/6 en el primer tiempo, hizo que para Fuenlabrada no fuera lo mismo que se jugaran o no los segundos veinte minutos (58 – 50).

(Foto: Miguel Ángel Polo / ACB Photo)

(Foto: Miguel Ángel Polo / ACB Photo)

En el descanso, Pedro Martínez convenció a los suyos de que no es lo mismo para tu tranquilidad dejar al contrario que te meta 25 puntos por cuarto que no hacerlo, por lo Valencia Basket pasó a emplearse a fondo hasta ahogar el ataque visitante que, como otras veces ha ocurrido, ante la dificultad se tiende a olvidarse de la existencia de la pintura intentando arreglar el desaguisado con un suicidio desde la larga distancia. Tampoco fue el tercero un cuarto afortunado en materia de rotaciones para los visitantes, manteniendo Jota demasiado tiempo en pista a Ernest Scott, a pesar de su mal día a ambos lados de la cancha, o no sabiendo compensar adecuadamente los minutos de lucidez que habían mostrado Urtasun y Popovic, tan necesarios en la anotación de su equipo. Dejando a su rival en 13 míseros puntos en 10 minutos, y sumando a Shurna la silenciosa eficacia desde todas las posiciones de Fernando San Emeterio, la diferencia que había en el minuto 30 (77 – 63) se estiró aún más hasta alcanzar muy pronto la mayoría de edad (84-66).

Pero cuando peor lo tenía, Fuenlabrada recuperó la cordura olvidando circular por la línea de tres como un equipo de balonmano y dedicándose a surtir de balones sus pívots, con especial mención al efectivo Stevic, lo que tuvo como efecto colateral que aumentase la efectividad de sus exteriores, más liberados con las ayudas a que los defensores valencianos eran forzados. Con tres minutos por jugarse y el equipo de la Cultura del Esfuerzo ganando solo por 9 (87-78), parecía que aún había partido. Pero no es lo mismo serlo que parecerlo, que dice el refrán, solventando Valencia Basket la contienda con un último arreón que hizo inútil el encomiable esfuerzo del Montakit, dejando las diferencias en el marcador como espejo de la diferencia entre las dos plantillas (100 – 84).

No es lo mismo la liga regular que los playoff o cuando se bate el cobre por los títulos, es cierto, pero con su juego Valencia Basket va añadiendo argumentos a su candidatura como alternativa sólida, siendo el cero de su casillero de derrotas una mera anécdota (significativa, pero anécdota). Por su parte, Fuenlabrada volvió a caer pero creciendo, como ante el Barça, afianzando el proyecto que inició Tabak y sacando de la derrota una gasolina que necesitará ante otro tipo de enemigos; esos ante los que no es lo mismo perder que ganar…
__________________________________________________
Valencia Basket 100 – 84 Montakit Fuenlabrada (27 – 22 / 31 – 28 / 19 – 13 / 23 – 21)

Valencia Basket: Antoine Diot (8), Rafa Martínez (6), Vladimir Lucic (13), Luke Sikma (11) y Justin Hamilton (20) -quinteto inicial-. También jugaron Jon Stefansson (3), Fernando San Emeterio (16), Bojan Dubljevic (8), Guillem Vives (3) y John Shurna (12).

Montakit Fuenlabrada: Jonathan Tabu (4), Marko Popovic (17), Ivan Paunic (10), David Wear (9) y Chema González (6) –quinteto inicial-. También jugaron Rolands Smits (7), Álex Urtasun (10), Josip Sobin (2) Ricardo Úriz (3), Álex Llorca (4), Ernest Scott (3) y Oliver Stevic (9).

Estadística Oficial

El arte de sobrevivir al aburrimiento Barça 76 – Fuenlabrada 65

Diversión, según la real academia de la lengua española,  la palabra divertido, significa:

Del lat. diversio, -ōnis.

  1. f.Acción y efecto de divertir.
  2. f.Recreo, pasatiempo, solaz.
  3. f.Mil. Acción de distraer o desviar la atención y fuerzas del enemigo.

Y lo cierto es que en el primer cuarto, el FC Barcelona, ha conseguido que hubiera diversión, sobre todo gracias a dos jugadores, Satoransky y Doellman, ya que el inicio de partido del base checo blaugrana ha sido fulgurante, anotando los 5 primeros puntos y con el Barça consiguiendo un parcial de 7 – 0 que nos hacía presagiar a Jordi Broncano y a mí que el partido se iba a acabar rápido (hoy aparte de estar como corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com he estado (como hago a menudo cuando estoy en el Palau) como comentarista para los amigos de Pasión Deportiva Radio Online, con Broncano de narrador y yo de ayudante del mismo aquí teneis el link de la retransmisión).

Lo cierto es que el parcial sea estirado hasta un 12 a 2, , hasta ese momento el partido, se parecía bastante a la segunda acepción de la palabra diversión, ya que era un recreo, un pasatiempo solaz para el Barça, que hacia lo que quería con su rival.

Pero lo cierto es que los chicos de J.Cuspinera (recordemos que Zan Tabak, hasta hace nada primer entrenador de los fuenlabreños, ha fichado por el Maccabi de Tel Aviv) no querían que la cosa fuera a mas, y poco a poco han empezado a anotar,, aunque lo cierto es que este primer cuarto, ha estado totalmente dominado por el conjunto blaugrana, que atacaba fluido en ataque y ahogaba en defensa al ataque del Montakit, al final del cuarto, 21 a 13 en el marcador y la sensación  de que el partido se iba a acabar pronto.

Fuente: www.fcbarcelona.cat

El segundo cuarto, empezaba con dos libres de Vezenkov, pero Fuenlabrada conseguía un parcial de 3 a 6 y se acercaba a 6 puntos, 25 – 19, un parcial que se ampliaría hasta llegar a ser de 6 a 14, y que llevaría el partido a un empate a 27, el Barça recuperaba el mando con el octavo punto de Tomic, pero Paunic también con su octavo punto y después con la primera canasta de Sobin se ponía por primera vez por delante en el marcador, 29 – 31, podríamos decir que el Montakit había llevado a cabo la tercera acepción de la palabra diversión, es decir Acción de distraer o desviar la atención y las fuerzas del enemigo, y con el enemigo (el Barça) distraído, se había hecho con los mandos del tempo de juego y del marcador.

Fuente: www.fcbarcelona.cat

Pero el Barça, no quería seguir distraído, y con un parcial de 8-0 recuperaba el mando en el marcador y se llegaba a la media parte con un 37 – 31.

En esta primera parte, los mejores por parte blaugrana han sido Doellman con 12 puntos y 6 rebotes, Satoransky con 9 y 4 asistencias y el omnipresente Ante Tomic con 10 puntos y 3 rebotes (eso sí con una inusual 5/9 en tiros de 2), el problema es que el resto del equipo, no ha aportado demasiado.

Por parte del Montakit Fuenlabrada el mejor era Iván Paunic con 8 puntos, y 2 rebotes, Stevic con 8 puntos y 5 rebotes, a los que sumar 5 puntos tanto de Urtasun como de Scott.

Volviendo a la Real Academia de la lengua española define la palabra aburrir con los siguientes términos:

Del lat. abhorrēre.

  1. tr.Molestar, cansar, fastidiar.
  2. tr.Dicho de algunos animales: aborrecer (‖ abandonar los huevos o las crías).
  3. tr.coloq. desus. Exponer, perder o tirar algo, especialmente el tiempo o el dinero malgastado,estimándolo en poco.
  4. tr.desus. aborrecer (‖ tener aversión).
  5. prnl.Fastidiarse, cansarse de algo.
  6. prnl.Sufrir un estado de ánimo producido por falta de estímulos, diversiones o distracciones.

Y podríamos decir que la acepción que más se acerca a lo que ha ocurrido en la segunda parte, es la sexta acepción, es decir el partido se ha transformado, ha dejado de ser divertido, y ha provocado un estado de ánimo anodino, seguramente por la falta de estímulos, diversiones o distracciones.

Fuente: www.fcbarcelona.com

Fuente: www.fcbarcelona.com

Cuando a un partido le ocurre eso el Sr Broncano y yo, acabamos divagando,  y en consecuencia, hablamos poco del partido,  y por desgracia, eso es lo que ha pasado en la segunda parte, que se ha hecho aburrida, se ha hecho pesada, se ha hecho sosa.

El cuarto ha empezado con un tremendo mate de Satoransky y con el Barça manteniendo las distancias, y moviéndose en unas diferencias que se movían entre los 8 – 9 puntos, hasta que en el minuto 28 se han ido hasta los 13 puntos, 56 – 43, una distancia que al final del cuarto, era de 10 puntos, 56 – 46.

Quedaba un cuarto, y el Barça lo arrancaba con un triple de Navarro, y poco a poco la diferencia se ampliaba, llegando a los 17 puntos de diferencia, 65 – 48  tras un parcial de 9 a 3, os podría contar ahora que el Doellman seguía sumando para el Barça, o que Uriz se asociaba con suma facilidad con sus compañeros y conseguía al final del partido la friolera de 14 asistencias, o que Stevic leía perfectamente los huecos y se iba hasta los 14 puntos anotados, pero todo eso, que está muy bien, no nos saca de que el partido ha sido jugado en esta segunda parte sin intensidad, y sin energía, que se ha hecho anodino, y que nos ha llevado a aburrirnos un poco.

Al final la victoria blaugrana ha sido fácil, pero sin intensidad, fácil pero sin glamur, fácil, pero sin atractivo, fácil, pero sin la primera acepción de la palabra diversión, con un marcador final de 76 – 65 .

Del Barça destacaríamos el buen partido de Doellman, con 15 puntos  10 rebotes y 18 de valoración, a Ante Tomic que sin jugar un buen partido se ha ido a 12 puntos, 7 rebotes, y 23 de valoración,  y Satoransky con 11 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias y 10 de valoración, pero el partido del equipo en general, podría decirse que se acerca más a la esa sexta acepción, ya que no ha ofrecido pocos estímulos.

Fuente: www.fcbarcelona.cat

Fuente: www.fcbarcelona.cat

Por parte del Montakit Fuenlabrada destacaríamos a Ricardo Uriz, el veterano base navarro ha dado toda una lección de cómo mover al equipo, y ha acabado con 2 puntos, 1 rebote, y 14 asistencias para acabar con 15 de valoración, otro destacado ha sido el sobrio pero efectivo pívot serbio Oliver Stevic, que se ha ido hasta los 14 puntos, 6 rebotes y 16 de valoración, el  otro destacado y máximo anotador del partido, ha sido el alero serbio Iván Paunic, con 16 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y 14 de valoración.

En resumen, partido dominado por el Barça, pero aburrido para el espectador, como dice la sexta acepción:

  • El partido no ha hecho sufrir un estado de ánimo producido por falta de estimulo, diversiones o distracciones, o siendo menos políticamente correcto….nos hemos aburrido bastante.

76 – FC BARCELONA LASSA: Perperoglou 3, Doellman 15, Satoransky 11, Ribas 7, Tomic 12 –cinco inicial–, Navarro 9, Vezenkov 4, Diagné, Oleson 6, Eriksson, Arroyo 4, Samuels 5.

65 – MONTAKIT FUENLABRADA: Tabu 3, Wear 4, Popovic, Sobin 8, Paunic 16 –cinco inicial–, Urtasun 9, Uriz 2, Stevic 14, Llorca, Smits 4, González, Scoot 5.

Artículo escrito por Jordi Perramón, que se ha aburrido un mucho hoy en el Palau, podéis seguirme en twitter: @guguseti (donde espero no aburriros tanto como con esta crónica) o incluso leer más cosas mías en la web de mas altura de la red, www.pivotworld9.com una web que solo habla de pívots…y en ocasiones…también da un poco de opinión.

Trigonometría

Baloncesto Sevilla estrenó su casillero de victorias esta temporada en un partido agónico contra un Montakit Fuenlabrada que nunca bajó los brazos (79 – 81) [Foto Portada: Alba Pacheco / EnCancha.com]

Trigonometría
Theobald Philips

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

Dicen que la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta pero, en baloncesto, eso no es verdad. En nuestro deporte, un juego entregado a la matemática, la distancia más corta entre la mano y la canasta es la parábola, una curva que va integrando senos, cosenos y tangentes, la fuerza de la gravedad, la aceleración, la resistencia del aire y el movimiento rotatorio que le imprime el último golpe de las yemas de los dedos al cuero. Sí, no es la estadística, por muy avanzada que sea, la que va a decidir el resultado de un partido, porque esa ciencia solo nos puede contar lo que ha pasado, sino la trigonometría, el juego de los ángulos y, sobre todo, la balística, la trayectoria que describirá el balón para elevarnos a la gloria o hundirnos en el fracaso.

Sí, la estadística avanzada puede contarnos medias verdades como que el triple es el tiro más eficiente pero si, como le ocurrió al Montakit Fuenlabrada en el primer cuarto, te entregas a él con demasiada profusión, sin calcular antes cual es la altura o la fuerza necesaria para que la parábola no sea perfecta, sino que el proyectil decelere en el momento justo para que la fuerza de la gravedad haga caer el balón a través del aro, te encontrarás con que poco tu enemigo va aumentando las distancias a costa de tu empecinamiento (7 tiros de 2p por 10 3p). Porque además no es la estadística, sino la trigonometría, la que puede calcular que, si el ángulo de tus rodillas al defender se aleja de los 90 grados y se acerca peligrosamente a los 180, el talento de Bochi Nachbar o la envergadura de Ondrej Balvin te van a superar una y otra vez, haciendo que te encuentres al final del primer cuarto con un preocupante 17 – 29.

En esa tesitura, solo quedaba una opción: disminuir la distancia desde la que el proyectil se dispara, acercarse al aro para que la curva a describir sea más pronunciada, darle el balón a Josip Sobin para que, con un pie clavado en el parquet como el punzón de un compás, trazara un semicírculo perfecto desde el que lanzar su gancho en suspensión, cuanto más alta y cerca la mano del círculo de hierro menos tendrá el cuero que vencer la ley que Newton le dió por descubrir. Abierto el peligro en la pintura, quedó más liberado Ernest Scott que, con su peculiar muñeca, pudo por fin escribir las funciones que dan precisión al tiro lejano. Sí, cuanto más de cerca, mejor de lejos, los ángulos cerrados permiten abrir el arco de las posibilidades. Por otra parte, la juventud de Rolands Smits y Chema González acortaron el seno del ángulo que separa los glúteos del suelo, y los balones de Sevilla ya no podían llegar tan cómodos a las manos que incomodan el marcador. Solo Alfonso Sánchez, una y otra vez, fue capaz de encontrar el agujero que los naranjas, impecables en la agresividad y la recuperación defendiendo en lo alto de la zona, dejaban en los laterales de su retaguardia, dedicándose a dibujar un gran partido a base de trazar un arco oblicuo desde la línea de fondo hasta el centro de la zona, para dar respiro a los suyos con bandejas lanzadas por encima de su cabeza con el brazo contrario (43 – 44).

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

(Foto: Alba Pacheco / EnCancha.com)

Repasemos las lecciones: la parábola desde el tiro de tres depende del cálculo preciso de una trayectoria, para lo que necesitamos tiempo, el tiempo que nos da la amenaza interior. La efectividad defensiva depende del empuje agresivo hacia delante y del ángulo en que se flexionen nuestras rodillas. Como el mal estudiante, Montakit Fuenlabrada suspendió el control del inicio del tercer cuarto, permitiendo que los de Luis Casimiro, con sobriedad y defensa, volvieran a estirar el marcador hasta los 10 puntos (43 – 53). Tocaba recuperar, dejar que el tiro corto y el rebote de Sobin abrieran espacios para la trayectoria zigzagueante de Tabu, para la parábola desde el 6’75 de Scott o Urtasun, cada día más empeñado en hacer difícil a la dirección deportiva de su equipo la decisión a adoptar cuando Llorca se recupere. Restablecida la armonía de los ángulos, el marcador volvió a estrecharse (62 – 58).

Scott, jugador de los que se pone nervioso cuando lleva mucho sin tirar y que, correlativamente, se enciende cuando tiene presencia en los esquemas, continuó con su clase maestra de balística externa, ayudado por el motor diésel de Smits que, una vez ha calentado, es capaz de dominar todos los ángulos. El marcador se volteó y, a mitad de camino hacia el final, sonreía a los locales (73 – 68). Pero sevilla demostró el por qué, mirando su plantilla antes del partido, nos sorprendíamos de su balance de 0 -4. Separado el alocado Miljenovic del juego por el contundente Anderson, con bronca de su entrenador incluida por sus malas decisiones, el balón volvió a encontrar la vertical de las manos de Balvin y la trazada de Sánchez desde el lateral, una vez más, para ganar mansamente el centro de la zona. Los nervios cundieron entre los de Tabak, sin que la mano pudiera ya dibujar con precisión las líneas de pase y tiro: dos libres fallados por Tabu, un robo a Sobin tras controlar el rebote defensivo y una pérdida de Urtasun, dieron a Sevilla ventaja en el marcador ganando Ondrej Balvin por partida doble, quizá por primera vez en todo el partido, el pick&roll a sus defensores, para machar un 79 – 81. Sin embargo, aun con el balón en poder de los visitantes y quedando solo 8 segundos por jugar, el irreductible Fuenlabrada, el equipo en el que todos y nadie destaca, no se rindió.

Las rodillas llegaron a los 90 grados, las manos hicieron tangente a todas las líneas de pase, los cuerpos interceptaron las trayectorias de los rivales que buscaban ganar el espacio libre. Berni, impotente en la banda, no pudo poner el balón en juego en los preceptivos 5 segundos y la locura estalló en las gradas. Aun había partido. El balón llegó a Marko Popovic, el hombre que controla el partido incluso sin balón, el cerebro electrónico de este Montakit Fuenlabrada; la situación ideal, el mejor hombre con la bola. Popovic atacó sin piedad a Balvin, víctima propiciatoria del juego de bloqueos y cambios, superándole para ganar la perpendicular hacia el tablero, disparando la mano al hacer secante con el semicírculo de los tiros libres en un homenaje lejano al finger-roll de Iceman Gervin. La bola, con movimiento rotatorio inverso al de su trayectoria, se elevó, describiendo un movimiento parabólico casi perfecto, pero que solo sirvió para que, paradojas de la trigonometría, el croata pudiera descubrir, para desolación propia pero entre gritos de ánimo de toda la grada, la diferencia entre círculo y circunferencia.

Porra ACB 2.015/2.016

Tras dos años acertando bastante en mis previsiones (Este año subestime al Andorra como principal pecado), y con la competición recién inaugurada, aquí lanzó mi particular previsión de la que preveo, será una temporada muy abierta y con mucha igualdad en mitad de la tabla. Habrá sorpresas, resultados inciertos y una enorme pelea por entrar en copa y play-off. Solo el paso de las jornadas dirá si estoy o no en lo cierto con mi previsión de este año. El debate está servido.

Empezamos con la parte alta de la tabla.

Candidatos al título.
Como viene siendo habitual estos últimos años, será una sorpresa todo lo que sea que uno de los equipos futboleros no levante el trofeo de campeón, especialmente en liga, pero también es verdad que no resulta descabellado pensar que tanto Madrid como Barcelona pudieran caer en unas hipotéticas semifinales, por ejemplo contra Valencia o Unicaja.

Real Madrid.
Viene de ganarlo todo y eso sin duda supondrá una presión añadida aunque por otra parte eso es algo que parece gustar a esta plantilla y por otro lado, igual es el primer año en el que Pablo Laso parte sin una diana en la espalda.
El núcleo de la plantilla continua y por eso les sigo viendo de favoritos. Interesantes fichajes en la zona, donde Hernangómez como cinco puro y Thompkins más abierto fácilmente mejoraran las prestaciones de Bourousis y Mejri aunque personalmente creo que echaran de menos a Slaughter, especialmente a la hora de hacer defensas en zona y pressing a toda pista.
En el alero la llegada de Taylor y el buen momento de Maciulis debería solucionar de un plumazo los teóricos problemas ante aleros altos, siempre y cuando la espalda de Rudy le respete.
El único aparente punto débil del equipo puede ser el puesto de base en caso de lesión del chacho o de Llull, aunque supongo que en tal caso el club se movería y ficharía.
Para mi siguen siendo los claros favoritos.

Barcelona
Un nuevo lavado de cara a medias. No queda casi nadie a tres años vista. Hora de que tanto los fichajes de este año como los del año pasado hagan suyo el equipo.
Satoransky parece la perla de este proyecto, aunque para destacar parece necesitar más minutos de los se pueden tener en un equipo como el Barca y más con Pascual en el banquillo.
Comparte puesto con Carlos Arroyo, un super clase en el final de su carrera pero aun con mucha clase que aportar.
En los aleros, la misma duda que el año pasado. ¿Navarro está para liderar este equipo?¿Está siquiera para jugar? Ribas, Abrines y Oleson a la espera. ¿Alguien ha dicho overbooking en el escolta? Con solo Perperoglou como alero alto, podrían echar de menos a DeShaun Thomas, un jugador al que me parece que se le ha maltratado un poco.
Por dentro llegan muchos kilos. Pascual quiere retomar la supremacía física con la que domino al Madrid de Messina y para ello llegan Lawal y Samuels, auténticas bestias en la zona. Si Tomic fuera capaz de ponerle más h……

Candidatos a semifinales.
Al contrario que el año anterior, este veo unas semifinales más definidas con Valencia y Unicaja claramente superiores a otros clubes que habitualmente andaban por la zona alta como el Baskonia, Bilbao Basket o Gran Canaria.

Unicaja
Ojito al Unicaja que está de vuelta con los grandes como bien demostró en la super copa.
Un año más rompo una lanza en favor de Plaza como uno de los mejores entrenadores nacionales y la plantilla que han montado, plena de experiencia ACB pero también con jóvenes prometedores, puede explotar, para bien, en cualquier momento.
El juego de treses-cuatro que pueden dar Suarez, Kuzminskas y el recién llegado Dani Diez puede ser muy interesante en manos de Plaza mientras que por dentro hay garantías de sobra con Fran Vazquez, Thomas y la llegada de Hendrix, que gordo o no, ha hecho muy buenos números en pretemporada.
La principal duda está en el base, Nedovic es un super clase, pero le va a costar mejorar las prestaciones del año pasado de Granger, que lideró al equipo hasta entrar en el mejor quinteto de la liga.

Valencia
Proyecto ambicioso en Valencia pero como siempre, no exento de dudas, especialmente por el alto número de cambios en la rotación.
La marcha de Ribas será importante aunque en Valencia están acostumbrados a ver cada año como su mejor jugador se marcha unos cuantos kilómetros al norte y la llegada de San Emeterio debería de paliar dicha baja.
En los aleros mantienen a una dupla tan competitiva como Dublevic y Sato y por dentro es por donde llegan los refuerzos. Tanto Luke Sikma como Shurna tienen experiencia ACB como para que su impacto sea inmediato y la llegada de la torre Hamilton amenaza con completar uno de los mejores juegos interiores de la liga.
Pocas veces se ha visto Pedro Martinez ante un arsenal así.

A Luchar por Play-Off y Copa.

Caja Laboral
Perasovic vuelve a casa para poner las pilas a un equipo que viene decepcionando los últimos años. Muchas incógnitas en torno a una plantilla que mezcla elementos ilusionantes y dudas a partes iguales.
Mike James y Darius Adams seguirán en el puesto de base. Será interesante ver cómo responden cuando Peras les ponga a currar. Físico no les falta, actitud es otra cosa.
En los aleros la principal novedad es la marcha de San Emeterio, que finaliza una etapa en la que estaba yendo claramente a menos, y le sustituye un especialista en el triple, posiblemente el mejor de la liga, como Alberto Corbacho. Aun así es posiblemente la línea que más dudas me crea a la espera de que Causeur de el salto de calidad con el que lleva tiempo amenazando.
Por dentro las llegadas de Planinic y el recién fichaje de Bourousis deben endurecer un juego interior en el que Shengelia empezará siendo baja.
¿Puntos por fuera y musculo por dentro? Esa fórmula ya funcionó en Vitoria en tiempos de Scariolo.

Bilbao Basket
No lo tiene fácil para superar las bajas de Todorovic (Marko) y Colom, sin duda dos de los mejores jugadores del curso 14-15 pero un año más los hombres de negro han formado un equipo en apariencia muy bien armado.
El puesto de base con la llegada de Hannah y la permanencia de Raül está más que cubierta con el único pero de la altura ante bases más altos que puedan postear.
Los aleros en principio es una línea que se ha reforzado con la llegado de Rouff, que debería de permitir más descansos a la dupla Bertans-Mumbru, que un año más serán el faro ofensivo del equipo. Todorovic (Dejan) y Borg completan la rotación exterior.
Por dentro el equipo se vuelve más físico con las llegadas de James y Bogris. Alex Suarez debe aprovechar la oportunidad en Bilbao para dar el salto al Madrid, equipo del que llega cedido.
Si la salud de los hombres claves les respeta, deberían estar en copa y play-off un año más.

Cai Zaragoza
Una de las plantillas más completas y de más calidad que se le recuerda al CAI en mucho tiempo, a simple vista más que suficiente para meterse en play-off y luego a partir de ahí ya veremos hasta donde pueden llegar.
Solo un punto débil aparente en la rotación que puede ser el puesto de base, con Tomás Bellas y el debutante Henry Sek compartiendo el puesto de base.
En las alas, escoltas tiradores y la batería de aleros altos más completa de la liga con Sastre, Benzing y Pere Tomás. ¿Minutos para todos? Sería una pena ver a uno de estos tres talentos jóvenes condenados al ostracismo.
Por dentro su mejor fichaje la renovación del sorprendente Jelovac, que volverá a formar pareja con Norel, con el Nueva Zelandes Fotu aportando energía desde el banquillo.

Gran Canaria.
Contrariamente a lo que vienen siendo los últimos años en la isla, no hay bajas significativas y si buenos fichajes para una plantilla más que ilusionante.
Empezando por los bases, este año los amarillos se la juegan con la estrella universitaria Canadiense Kevin Pangos, base blanco y bajito, de esos que parecen más un surfista que un jugador de basket pero que viene con muy buenas referencias y que ha mostrado en pretemporada que estamos ante uno de los mejores bases de la liga. A su lado Albert Oliver hará mucho más fácil su adaptación a la liga.
En los aleros, siguen Kuric y Newley, sinónimos de garantía, a los que se les une Xavi Rabaseda, posiblemente uno de los mejores defensores de la liga y futuro alero de la selección si consigue dar un paso adelante con su lanzamiento de tres. Completan la línea exterior otro joven talento como Paulí y el tirador Finlandes, Salin.
Por dentro llegan Aguilar para recuperar su mejor nivel de Zaragoza y los 2:16 de Omic para dominar el rebote. Junto a Baez, Savané en el regreso a su casa y el joven Pasecniks forman un juego interior que en sus días buenos puede competir con los mejores.

Iberostar Tenerife
Plantilla corta pero con un par de elementos que pueden desequilibrar encuentros por su cuenta. Deberían de estar luchando por entrar en la copa pero ojo que cualquier problema de lesiones o jugadores fuera de forma les puede dejar fuera.
En el base contrasta el riesgo de Davin White con la seguridad de un Rodrigo San Miguel lejos de su mejor nivel pero siempre cumplidor.
En los aleros, con Richotti y Beirán los puntos están garantizados pero la rotación con Kerry Carter y O´Leary no está tan clara. ¿Minutada para los titulares?
Por dentro Sekulic debe ser el faro anotador en torno al cual jueguen desde compañeros lejos de su mejor momento de forma como Xavi Rey o la apuesta americana, Tim Abromaitis, de cuya adaptación dependen en parte las posibilidades del equipo de llegar a las eliminatorias.

Ucam Murcia
El éxito o no del UCAM está temporada tiene nombre y apellidos, Augusto Lima. Si el pívot no muestra su mejor nivel o como cuentan los rumores, acaba la temporada en el Madrid, poco podrán hacer sus compañeros para paliar sus números de MVP.
Junto al astro brasileño, una pareja de bases físicos que prometen un buen ritmo de juego como el joven Campazzo y el veterano Carlos Cabezas que por momentos podrían llegar a jugar juntos.
En los aleros, los puntos de Wood serán más necesarios que nunca mientras Kelati debe ser el hombre orquesta que ponga la clase y experiencia en momentos clave de los partidos.
Por dentro, el técnico Katsikaris debe seguir exprimiendo al ídolo local Antelo y al joven Radovic. Por si acaso, Lishchuk está ahí para aportar experiencia e intangibles a partes iguales.

Fiatc Joventut
No apuesto por ello pero no me parece del todo descabellado que el Joventud acabase entrando en copa o play-off.
En mi opinión va muy justito en todos los puestos pero con la cantera vendinegra nunca se sabe y si los fichajes responden…
Mallet parece eterno pero no lo es, sin Hannah deberá repartir minutos con Sábat, a quien la oportunidad ACB le llega tarde pero en plena forma. Aun así veo el puesto de base bastante flojo.
En las alas el tema depende bastante de la cantera. Sergi Vidal va a responder si o si pero estará muy solo si Ventura, Abalde o el americano tirador Brandon Paul no dan la talla.
Por dentro continua Suton, la mejor noticia para los de Badalona y junto a el jugadores cumplidores como Miralles o Llovet pero de nuevo es el fichaje, en este caso el exótico Ousmane Drame no sobresale.
Sabat, Paul y Drame. Tres nombres para definir un proyecto.

En tierra de nadie.

Rio Natura Monbus Obradoiro
Sin duda una de las mayores incognitas de la liga con muchos nombres nuevos, debutantes en liga y gente joven. Se le intuye cierto pedigrí y aparentemente tendrán un buen juego interior, lo demás es casi jugar a las adivinanzas.
Triple apuesta en el base, el veterano irlandés Donnie McGrath y los nacionales Pepe Pozas (Que a mí personalmente me encanta aunque luego me deje mal) y Fran Cardenas que en LEB Oro destaca pero en ACB no encuentra el sitio. Veremos cómo evoluciona la rotación.
Por fuera un anotador compulsivo como Haws pero sin experiencia ACB, un debutante con calidad como Yusta y sobre todo, el todo terreno Waczynski que a la buena temporada pasada ha unido un excepcional europeo. Referencia.
Por dentro como viene siendo habitual en el cuadro gallego, apuestan por los centímetros de Triguero, Brown, Pustovyi y la polivalencia de Bendzius y Caloiaro.
Demasiadas incógnitas para apostar fuerte por ellos aunque intuyo que estarán más arriba en la tabla que por los puestos de abajo.

Estudiantes
Año de transición estudiantil en el que lo mejor que le podría pasar es que sus jóvenes tengan minutos sin pasar apuros en la clasificación.
Se sigue esperando como agua de mayo la explosión de Jaime Fernandez pero pasan los años, especialmente para Salgado y la joven promesa no acaba de tomar el mando. Van a echar de menos a Van Lacke.
En los aleros, la baja de Rabaseda la cubren los americanos Graham y Thomas. Dos jugadores de corte parecido y sin experiencia ACB sobre cuyos hombros reside parte del futuro del equipo, pues es pronto aún para los Brizuela (Con buena pinta), Vicedo y Hernangomez (Jugara de 3 o de 4?)
Por dentro Nacho Matín seguirá siendo la referencia, con la ayuda de Bircevic y los centímetros de Stimac, posiblemente el mejor fichaje estudiantil. Aun así, el juego interior parece insuficiente.

Morabanc Andorra.
Dieron la sorpresa el año pasado gracias a un gran arranque liguero. Este año ya no sorprenden pero también conocemos ya sus fortalezas.
Schreiner y Sada no son especialmente vistosos pero cumplen. No destacan pero no pierden partidos y ayudan desde la defensa. A ver cómo les respeta el físico.
Por fuera David Navarro fue la sensación en el principado junto con Betinho Gomez. Sus renovaciones son la mejor noticia aunque desde el banquillo les llegará poca ayuda. Stojanovski y poco más.
Por dentro más de lo mismo, Shermanidi es un lujo, pero habrá que ver hasta donde llega la ayuda de Shawn Jones, Bogdanovic y sobre todo, un más que sospechoso Daniel Clark.

La lucha por el descenso.
Está tiene pinta de ir a ser uno de los alicientes de este año. Sin un favorito claro al descenso, hay 3-4 equipos que siembran serias dudas pero que podrían dar un par de sorpresas y ganar puestos rápidamente si las piezas encajan rápidamente.

Montakit Fuenlabrada
El año pasado, aun con Panko en sus filas fue un completo desastre. Poco se salva del año pasado así que la renovación es completa este año, para lo bueno y para lo malo.
Empiezan de cero con un entrenador también semi-debutante, Zan Tabak y por lo tanto, las primeras jornadas pueden ser claves. No hundirse demasiado rápido en la clasificación, su primera objetivo.
Para ello han tirado de jugadores con experiencia, muchos de ellos ACB y de otras ligas Europeas.
Clasicos como Popovic, Urtasun, Uriz deben ser los primeros líderes del equipo junto a los sólidos Sobin, Tabu y Paunic.
Los americanos David Wear y Ernest Scott tendrán sobre sus hombros buena parte de la responsabilidad de este proyecto claramente a corto plazo.

Guipúzcoa Basket
Entre cuatro se van a jugar la temporada. Rotación más que corta salvo que lleguen más refuerzos a corto plazo.
Solo la posición de base está bien cubierta, con el más que solvente Llompart y la apuesta de Andrew Lawrence. Podrían compartir minutos y de paso irle dando minutos al jovencísimo Andrés Rico.
Por fuera Txemi Urtasun y Jordi Grimau aportan la experiencia a la espera de que Zoran Vrkic demuestre el físico que ya demostró en Bilbao pero con un par de años más de cabeza para elegir mejor sus opciones.
Y si en el alero no les vendría nada mal un refuerzo, por dentro están en cuadro, con Doblas como buque insignia y la calidad de los americanos Wear (El gemelo) y Landon Milbourne. Calidad por dentro tienen pero como alguno se resfrié…

Cajasol
Fuga de talentos en Sevilla y un equipo elaborado con prisas pues han estado cerca de no salir en liga. Toca pasarlo mal un año más pero encima no solo tienen que intentar no bajar, también enganchar a su público. A su favor, la experiencia de Casimiro en jugarse las castañas en la zona baja de la tabla.
En el base la nota exótica la pone el Jamaicano Anderson. Oportunidad para el joven Mijenovic para hacerse con el puesto de titular y aprovechar el trampolín Sevillano al estilo Satoransky, Porzinguins o Hernangomez.
En los aleros, los puntos los pondrán la dupla Bamforth-Hentón y el trabajo el veterano Berni con el retorno a la elite de Alfonso Sanchez saliendo desde el banquillo. Falta de adaptación, años y lesiones dejan la línea exterior del equipo Sevillano como un más que posible punto débil.
Por dentro Balvin debe dar un paso adelante ahora que se ha quedado solo y aprender de los veteranos Eslovenos Slokar y Nachbar que hará que ver con que energías llegan. Muchas dudas.

ICL Manresa
En Manresa están más que acostumbrados a nadar contracorriente pero este año a mi personalmente me crean muchas dudas.
Para empezar con el entrenador, Ibon Navarro, claramente con menos experiencia que sus compañeros de pelea en la zona baja salvo Tabak y acostumbrado a plantillas como las del Baskonia que nada tiene que ver con lo que tiene entre manos.
En mi opinión se la juegan principalmente por dentro, si Musli y Ricky Sanchez hacen valer sus centímetros en la zona podrían dominar el rebote ayudados por los aleros altos Grigonis y Chase Simon.
El trotamundos Jermaine Tomas junto con el solvente pero cada vez menos promesa Alex Hernandez deben hacer jugar a una plantilla en la que aparecen viejos conocidos como Roman Montañez o Dimitry Flis que mucho me temo que poco pueden aportar.

Silencio y crujir de zapatillas

64 – 87, Valencia Basket se llevó del Fernando Martín un partido que, desde el minuto uno, no tuvo historia.

Silencio y crujir de zapatillas
Theobald Philips

(Foto: ACB Photo/Fran Martinez) Signo del partido: Panko 14 pts y 3 val, Lucic 3 pts 7 val

(Foto: ACB Photo/Fran Martinez)
Signo del partido: Panko 14 pts y 3 val, Lucic 3 pts 7 val

Allí será el llanto y el crujir de dientes cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros echados fuera (Lucas 13:28)

Un triste partido sin historia el vivido en el Fernando Martín, triste desde que en el minuto uno Sam Van Rossom encestara un triple que abrió un parcial de 0-11 para los taronja, hasta el minuto cuarenta en el que, faltando más de una posesión para el bocinazo final, los de Carles Durán decidieron renunciar a su último ataque y conformarse con los 23 puntos de diferencia conseguidos. Un extraño partido de silencio donde, por primera vez desde finales de 2011 cuando Fiebrebaloncesto decidió destacarme para contar las historias del club del sur de Madrid, el ruido que ha preponderado en el Fernando Martín ha sido el del chirrido de las zapatillas contra el barnizado parquet y donde los asientos de la grada que hay justo enfrente de la tribuna de prensa han estado ocupados, pues los Fuenlablues han visto por primera vez desde que los conozco el partido sentados, sin calentar el ambiente con sus gargantas. Un partido malo y extraño donde un entrenador, Jesús Sala, ha reconocido que algunos de sus jugadores ni siquiera lo han intentado, mientras que a Valencia le han bastado un par de acelerones para conseguir una victoria cómoda en la que su entrenador, significativamente, se ha mostrado contento…”porque nadie se ha hecho daño”.

Un partido sin historia donde una crónica al uso debería limitarse simplemente a ir contando cómo los parciales iban siendo consecutivamente ganados por los valencianos, que no necesitaban ni siquiera hacer un gran partido para mantenerse, hasta el último cuarto, por encima del 60% en tiros de dos y casi en el 50% en el total. Donde, los esfuerzos y mejores minutos locales venían de la mano de su incansable capitán, Javier Vega, que sin tener el día desde el 6,75 ha conseguido unos meritorios 13 puntos y 9 rebotes para convertirse en honorífico MVP del partido con 18 de valoración. Con su esfuerzo, cuando era escoltado por Rolands Smits y Jorge Sanz, mantuvo la apariencia de partido que el despertar de Panko había propiciado en el primer cuarto (13-19) hasta que, mediado el segundo, con 24-24, el cisne del Fuenlabrada cantó por última vez ahogado por Harangody con 5 puntos consecutivos que acababan con el espejismo y bañaban de triste realidad el partido: el Valencia Basket iba a ganar cuando quisiera, sin dejar que prendiera la llama de una última alegría fuenlabreña en el ambiente; seguirían oyéndose las zapatillas. En el bocinazo del medio tiempo, la diferencia era de 29-42 culminando los visitantes un fácil parcial de 9-18 en el que todos los que habían pisado la cancha, menos Lucic, habían anotado al menos una canasta.

(Foto: Fiebrebaloncesto / Theobald Philips) ¿Cómo cansar a los incansables? Inusual vista de la grada Blue

(Foto: Fiebrebaloncesto / Theobald Philips)
¿Cómo cansar a los incansables? Inusual vista de la grada Blue

El segundo tiempo siguió por los mismos derroteros, “a ratos en un querer y no poder y a ratos bajando un poco los brazos”, como dijo Jesús Sala en rueda de prensa, contestando Valencia Basket a cada amago de reacción de Montakit Fuenlabrada -normalmente proveniente de la encorajinada lucha de Javi Vega- con un golpe aún más fuerte en la boca del estómago que desinflaba completamente al equipo local. Entre chirriar de zapatillas y tímidos pitos a algún jugador, la diferencia llegó a los 21 (41-62) al cambio de cuarto, y a los 27 (53-80) cuando nuevamente Luke Harangody, completamente solo, embocó su cuarto y desmadejado triple. Desde ahí hasta el final, un último esfuerzo de Fuenlabrada por lavar la cara con Branko Cvetkovic como hombre más destacado, hizo que la diferencia quedara en los descorazonadores 23 de diferencia que campearon al final.

Pero, antes de que se consagrara ese 64-87, un último gesto: cuando los jugadores del Valencia, entre felicitaciones mutuas, entregaron el balón a los árbitros para que Fuenlabrada jugara los dos segundos que restaban, Jesús Sala cambió a Andy Panko logrando por primera vez, en toda la tarde, que el ruido que se escuchara en el Fernando Martín no fuera el del silencio y rechinar de zapatillas. El llanto y crujir de dientes de ser expulsados del paraíso…

La batalla de las Ardenas

Un esfuerzo desesperado por romper el cerco del desastre, se estrelló finalmente contra la consistencia de un marine. 73 – 77, así fue la particular batalla de las Ardenas de Montakit Fuenlabrada contra FIATC Joventut.

La batalla de las Ardenas
Theobald Philips

Foto: Alba Pacheco / enCancha.com El marine Savané frenó al Fuenlabrada

Foto: Alba Pacheco / enCancha.com
El marine Savané frenó al Fuenlabrada

A finales de diciembre de 1944, cuando el frente oriental se había roto tras la desastrosa derrota de Von Paulus en Stalingrado, completando los aliados occidentales la triple pinza mortal con sus desembarcos en Normandía y Sicilia, cuando se batallaba en las mismas fronteras de Alemania, la Wehrmacht desencadenó en la zona de las Ardenas su última ofensiva, el canto del cisne, en un desesperado intento por retomar la iniciativa de la guerra y cambiar su curso. Acumulando todos los efectivos de los que podía disponer, soldados, blindados, aviones, en aquel punto del frente, intentó parar el avance de americanos y británicos, romper sus líneas y, con ello, retomar un hálito de esperanza para el Reich. De forma parecida, Manresa fue el Stalingrado del Montakit Fuenlabrada, la batalla en la que el frente del este contra los equipos de la parte baja de la tabla se desmoronó y dejó en las manos de sus contrincantes, especialmente el Ejército Rojo de Pedro Martínez, el camino expedito hacia los puestos de salvación o penúltima y relativa confianza, mientras que las tropas naranjas quedaban atrapadas entre una necesidad de resultados ajenos favorables y un descorazonador frente occidental en el que tres equipos de los que luchan por playoff no iban a regalar nada.

Como aquella mañana de invierno en las Ardenas, Fuenlabrada lanzó su ataque sin previo aviso, desde el mismo amanecer del partido, apoyándose en el fuego de cobertura de la artillería, en este caso un redivivo Daniel Clark que machacó inmisericorde desde la larga distancia el aro verdinegro. Protegidos por la fuerza de Sitapha Savané, único de los badaloneses que veía aro entre el fuego defensivo madrileño, las líneas del FIATC Joventut aguantaron apenas cuatro minutos; cubiertos por el bombardeo lejano de Clark y el despertar del blindado Panko, los fuenlabreños presionaban y atacaban con fiereza el rebote ofensivo impidiendo que la Penya cogiera el ritmo que les interesaba y desmintiendo su nombre: todos los puntos del Joventut habían venido de la mano del citado Savané, Miralles y Vidal. Cuando el primer cuarto se cerró con un 23 – 13, tras triple de Miso, la valoración del Fuenlabrada doblaba la rival, y la aparente igualdad en el rebote era engañosa, pues mientras los 4 ofensivos locales se habían traducido en 4 canastas, de los 5 catalanes en realidad 4 habían sido en la última jugada.

Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak.com "No se vive solo del acierto" (Jesús Sala sobre Clark"

Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak.com
“No se vive solo del acierto” (Jesús Sala sobre Clark)

Aunque la salida en tromba había dado resultado sorprendiendo a los verdinegros y obligándoles una y otra vez, al chocar en sus penetraciones contra la blindada defensa local, a devolver el balón al perímetro donde la mejor de las armas de los de Maldonado no pudo funcionar, en el segundo cuarto Montakit Fuenlabrada no pudo mantener el mismo ritmo. También pasó en las Ardenas, donde cuando el tiempo mejoró y permitió a la aviación aliada, muy superior en número, controlar los cielos, se ralentizó el avance alemán al ser castigadas sus divisiones panzer desde el aire. Así, Clevin Hannah, con 2/2, y Álex Suárez (que además consiguió frenar convenientemente a Panko), convirtieron el 1/8 de los diez primeros minutos en un mucho más presentable 3/6 desde la línea de 3 puntos. A Fuenlabrada, como al ejército alemán, se le acababan la gasolina y las municiones, perdiendo en esta segunda fase de la batalla la mitad de los preciosos puntos que había conseguido en la primera (38- 33).

Pero el avance alemán, tras infligir a las tropas fundamentalmente americanas una severa derrota inicial, permitiéndoles casi conseguir sus objetivos de llegar a Amberes, terminó no solo estancándose, sino muy pronto tornándose en repliegue. Por un lado, sus reservas de combustible y munición eran muy limitadas, en realidad absolutamente insuficientes para una operación de tal envergadura, teniendo que mantenerse a base de lo que podían capturar al enemigo y, por otro, a los americanos les llegaron refuerzos al mando del general Patton. En el caso del Joventut su primer refuerzo les vino de las manos de Tariq Kirksay y Damon Mallet que, con sendos triples de inicio, colocaron por primera vez a los suyos por delante en el marcador (39 – 38), aunque fuera fugazmente. Fuenlabrada seguía defendiendo con fiereza y aguantó el envite, retomando la iniciativa incluso, pero no conseguía volver a romper el partido pues únicamente Panko, abusando de la defensa de Abalde, y Cvetkovic, conseguían ver aro con cierta facilidad. Cada canasta se contestaba con canasta, y cada fallo (y hubo muchos e incomprensibles por ambos bandos), con fallo, de manera que la distancia se mantenía. Miralles y Suton relevaban el gran trabajo de Savané en la primera parte y, como los tanques Sherman contra los agotados Panther, ganaban punto a punto hasta colocarse a apenas uno (55 – 54). Un triple postrero de Mayo, en lo que quizá sería su única acción positiva del partido, dejó la engañosa sensación de que en ese tercer cuarto solo se había perdido un punto.

Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak.com "No nos da la misma consistencia defensiva que Moussa " (Sala sobre Akindele)

Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak.com
“No nos da la misma consistencia defensiva que Moussa ” (Sala sobre Akindele)

La ofensiva de las Ardenas, tras su brillante inicio, terminó como tenía que terminar: agotada en su propia e ilusoria fantasía heroica, ahogada por la realidad de las carencias del ejército alemán en materia de suministros. Los soldados americanos, en pocos días, retomaron la iniciativa y terminaron con ella, devolviendo a sus enemigos hasta el punto de partida y más allá, abriendo el camino que finalizaría con la rendición incondicional de Alemania y la caída del Reich. De igual manera, la sobriedad y efectividad del camarada del Almirante Robinson golpeó una y otra vez el flanco interior del Fuenlabrada, perdido entre la cuarta falta de Diagné y la abulia de Deji Akindele, manteniendo a los suyos en el partido, muy cerca del Fuenlabrada. Hannah y Suton, tras esa nueva exhibición inicial de Sitapha, tomaron el relevo desde el 6’75 e igualaron el marcador, pareciendo susurrar al oído de los naranjas “no lo váis a conseguir”. Sin combustible en sus cuerpos ni munición en sus manos, con empate a 73, llegó el fatal desenlace para Montakit Fuenlabrada.

La gasolina de Daniel Clark (21p, 20val) se agotó en un intento de triple salvador desde el frontal, a más de 7 metros de distancia y, en la jugada siguiente, aunque Goran Suton no pudo ni tocar el aro con su tiro, a Diagné se le fue el balón por la línea de fondo. Tras tiempo muerto, con apenas un segundo de posesión, el croata rectificó su error y clavó dos puntos de acero en la tapa del ataúd fuenlabreño. Después de todo, la ofensiva daba a su fin y las tropas habían vuelto al punto de partida. Panko, en un último esfuerzo bien defendido, falló también una de sus habitualmente certeras suspensiones desde el tiro libre y, aunque Moussa fue capaz de cortar el balón en el ataque verdinegro, la falta de fuelle y los nervios jugaron una mala pasada a Alberto Díaz que, en una entrada no demasiado acertada, fue taponado por el incombustible marine Savané. Dos tiros libres de Kirksay sentenciaron el resultado final.

Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak.com Más que chispas entre los veteranos

Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak.com
Más que chispas entre los veteranos, que los árbitros no supieron cortar

Como la Wehrmacht, Fuenlabrada perdía la batalla de las Ardenas, pero no perdía la guerra en esos campos de Bélgica. Las Ardenas, como la heroica frente a Joventut, Iberostar Tenerife y Valencia Basket, no eran más que su canto del cisne, un ilusorio y postrero intento de enmendar todos los errores del pasado que le han conducido…hasta la derrota final. Ahora, a expensas de lo que pueda quedar de moral de la tropa, encerrados en el búnker de la Cancillería solo queda esperar un milagro en forma de resultados o cuestiones burocráticas que, de forma sorpresiva y a pesar de todo, salven a este ejército del desastre.

Página 2 de 3123