La sombra de una duda

blogs-icono

Emoción, datos rigurosos, músculo analítico y la lectura de juego de un lúcido de este deporte. Con esos ejes, Jorge Álvarez compone una atinada mirada, en clave de nuestra selección, a lo más relevante que ha acontecido en esta primera fase de los JJOO de Londres.

***

La sombra de una duda

Jorge Álvarez

7.agosto.2012

120807_pau

Las dudas de Pau son las dudas del mejor equipo FiBA fuera del imperio yankee. Confiemos en que las dudas muten en capacidad competitiva cuando los focos lo pidan. Fuente de foto:marca.com




En los análisis previos al comienzo de la competición de baloncesto de los JJOO, al menos en España, dos cuestiones se repitieron hasta la saciedad: una certeza y una pregunta. La certeza era que la final sería España – EEUU. La pregunta era si esta selección de EEUU era mejor que el Dream Team o no. El resto de selecciones aparecían en los análisis como meras comparsas necesarias para completar los grupos. Después de la primera fase, parece que la certeza se ha convertido en pregunta y la pregunta en certeza.

Como he dejado bien claro en la introducción, el Dream Team es el Dream Team. Sólo ha habido uno y, aunque no estuvo al completo (el borrón fue el veto a Isiah Thomas), dio una lección de baloncesto y saber estar en la pista.

El actual equipo de EEUU es muy bueno, buenísimo. Además tiene entrenadores, a los que parece que respetan sus jugadores, sin embargo le falta juego interior y dirección en pista para llegar al nivel del mítico equipo de Barcelona 92.

Pero la diferencia no sólo es objetiva, sino también emotiva. Siendo como soy de la generación que vio llegar a Fernando Martín a la NBA, cuando prácticamente ningún europeo lo lograba sin pasar por sus universidades, aquel equipo tenía un halo de magia al que el actual no llega.

Tal vez porque ahora las noticias de la NBA están presentes en nuestro día a día y antes llegaban con cuentagotas. Tal vez porque está plagada de jugadores europeos buenos y no tan buenos. Tal vez porque vamos llegando a la edad de comenzar a mitificar el pasado…¿cuántos puntos metió Martín en la NBA?-me pregunta mi sobrino. “Muy poquitos”- le respondo. “Entonces no era muy bueno, ¿no?”- deduce el niño. “No, estás equivocado, era buenísimo, el mejor”- le respondo, a sabiendas de que no lo he convencido en absoluto.

A pesar de esas carencias, EEUU es la gran favorita para el oro. Si se pensaba que había alguna selección que podía hacerle sombra, esa era la selección española; pero su juego está sembrando tantas dudas que no sólo se teme por su presencia en la final sino que el temor es a caer mucho antes. Parece que viene siendo la tónica habitual en los últimos campeonatos disputados por nuestra selección. Una fase de grupos horrible, para luego ponerse a jugar y arrasar en los partidos a cara o cruz. ¿Se volverá a repetir esa situación en los JJOO? Ojalá. Pero para ello es necesario un cambio radical:

  • En defensa: la media de puntos encajados es de casi 80 por partido. Concedemos segundas oportunidades y estamos defendiendo de pena el triple, justo donde el equipo estadounidense se está mostrando demoledor. No es normal que un pívot como Pau finalice el partido de ayer con una falta personal. Eso dice bastante de la intensidad defensiva del equipo. Esperamos algo más que asistencias de Marc. Falta mucha intensidad y me atrevería a decir que actitud bajo nuestro aro.
  • En ataque: ¿Dónde están los aleros? Cierto es que tenemos el mejor juego interior del campeonato, pero si jugada tras jugada metemos el balón al poste bajo a Pau (encima a 5 metros de canasta) para que se la juegue, el equipo acaba siendo previsible, como sucedió con Rusia, donde David Platt le dio un soberano repaso táctico a Scariolo.  Los aleros deben aportar mucho más, pero para ello hay que buscarlos y atreverse a tirar. Rudy, contra Brasil, lanzó una vez a canasta. Calderón otra. Y Llull dos…Muy perdido está el madridista, que ya no sabe si juega de base, escolta, alero… Parece que Navarro se va recuperando, y es el rayo de luz que esperamos para abrir las defensas.
  • Scariolo: Falto de ideas y recursos parece el italiano. Cuando las cosas se ponen feas, recurre al quinteto ideal y se sienta a ver si “los buenos” resuelven el partido. Olvido imperdonable de Ibaka durante el partido contra Rusia (9 min), por no hablar de lo que nunca hemos sabido hacer: la última jugada para ganar un partido. Más que un entrenador, hasta ahora ha sido un gestor de minutos de sus jugadores.


Si estos defectos los hubiéramos apreciado sólo ayer, frente a Brasil, los podríamos encajar dentro de la relajación que suponía saber que perdiendo se evitaba a EEUU. Pero estos errores y los pésimos últimos cuartos han sido recurrentes durante lo que va de campeonato: 19-30 frente a Gran Bretaña, 19-28 contra Australia y 16-31 ante Brasil. Así que la duda está en el aire.

Nos queda la esperanza de saber que estos jugadores han sido campeones del mundo y de Europa. Son referentes en sus equipos NBA y FIBA, además de que muchos de ellos están ante la última oportunidad de luchar por el oro olímpico.  Si se ponen a defender, habrá esperanzas de ver la final soñada. Confiemos, pues motivos nos han dado para ello en anteriores ocasiones.

 



*No olvides puntuar este artículo (en la cabecera) y hacer un “+1 Google” (a continuación) para publicitarlo. Nos será de gran ayuda tu opinión. Gracias 🙂